5 de mayo, 2016 Productos Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

La División Pipestoppers de la empresa Huntingdon Fusion Techniques (HFT) presenta Qwik-Freezer, un sistema de sellado de tuberías mediante congelación que permite la reparación o mantenimiento. Qwik-Freezer cubre tuberías con diámetros de 9 a 200 mm. Este equipo se distribuye en España a través de Codesol.

Sellar tuberías por medio de congelación para su reparación o mantenimiento es una alternativa cada vez más popular ante hot-tapping, pues elimina la necesidad de cerrar o drenar un sistema completo para reparaciones y mantenimiento. Estos sistemas funcionan mediante la creación de tapones de hielo (o sellos de congelación), ya sea aguas arriba de la zona de reparación o a ambos lados del área que necesita reparación en un sistema de tuberías.

Pipestoppers, división de HFT, fabrica Qwik-Freezer, el sistema estándar de la industria para la congelación de tuberías con CO2 portable. Con miles de kits en uso alrededor del mundo durante más de 40 años, Qwik-Freezer cubre tuberías con diámetros desde los 9 hasta los 200 mm). Es un sistema rápido y fácil de usar, que no requiere mucho tiempo de configuración y es el único sistema de congelación de tuberías con CO2 capaz de congelar tuberías de hasta 8". Incluso para la congelación de diámetros menores, Qwik-Freezer produce tapones de hielo fiables y robustos, capaces de soportar mucha más presión que los tapones más pequeños producidos por otro tipo de sistemas.

Una chaqueta flexible especialmente diseñada se envuelve alrededor de la tubería en el punto donde se requiere la congelación. Luego se acopla una boquilla en la chaqueta a un cilindro de dióxido de carbono líquido por medio de una manguera de alta presión. Cuando se introduce el CO2 a una temperatura de -78 ºC en el espacio entre la chaqueta y el tubo, el contenido de la tubería se congela y se forma un ´tapón de hielo´ que sella la tubería. El ´tapón de hielo´ se forma solamente en la sección de la tubería cubierta por la chaqueta, por lo que el aumento de la presión resultante es muy pequeño y no causa daños a la tubería. Esta técnica es segura de utilizar en hierro, plomo, acero inoxidable, cobre, latón y tubos de plástico.

Se trata, por tanto, de una solución para la congelación de una amplia gama de tuberías de transporte de agua, las cuales requieren cambio de válvulas, y aplicable en varios sectores industriales, tales como tratamiento de agua, petroquímica, construcción y servicios de mantenimiento, alimentos y bebidas, hospitales, transporte marítimo o industria aeroespacial.

 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus