25 de mayo, 2015 Productos Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Sensus, compañía especializada en soluciones de medición de agua, ha adaptado su gama 620/620C, versión latón y composite, a la normativa MID (Directiva 2004/22/CE) y su transposición RD 889/2006, una regulación que establece las exigencias esenciales que deberán satisfacer los instrumentos de medida, así como la evaluación de conformidad a la que se someten antes de su comercialización y de su puesta en servicio.

La gama 620/620C de tecnología volumétrica (latón y composite) y aplicación residencial de Sensus es un medidor de agua de alta precisión, cuya exclusiva cámara de medición y la tecnología del pistón que incorpora realizan un control extremadamente preciso. Su rango de medida es muy superior a la tradicional clase C y, con la aprobación según MID que se comienza a comercializar, se puede obtener un ratio (R) de hasta 400, combinando una alta precisión en bajos y altos caudales.

Este contador garantiza una visión óptima del totalizador gracias al dispositivo limpiador que permite la lectura bajo cualquier condición. La gama 620/620C está preequipada de serie con tecnología inductiva que ofrece seguridad para aplicaciones domóticas que se quieran realizar en el futuro.

Sensus fue el primer fabricante en producir en Europa un medidor 100% composite a través del modelo 620C, una solución que marcó tendencia en el mercado hace ya 10 años. "Al contrario que en otros equipos del mercado -asegura Víctor Pinedo, director general de Sensus España- el composite desarrollado no es un simple material plástico, lo que hace posible unas cualidades técnicas, tanto de comportamiento metrológico como de robustez mecánica, inigualables". Su alta precisión y campo de medida, así como la gran resistencia a impurezas y su larga vida útil, son claras señas de identidad del 620/620C, un contador que además trabaja de forma totalmente silenciosa.

La gama 620/620C contempla en su diseño la protección contra la manipulación, con el objetivo de evitar el uso fraudulento del mismo. El totalizador está equipado con un indicador de manipulación (pin azul) cuya rotura evidencia cualquier intento de uso fraudulento mecánico. Así mismo, la gama se fabrica por defecto con una protección magnética para evitar incidencias externas.

En definitiva, la gama 620/620C y su adaptación a la normativa MID es una muestra más de la perseverancia de Sensus en ofrecer productos preparados para hacer frente a las necesidades de sus clientes.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus