3 de noviembre, 2014 Productos Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Como respuesta a la fuerte demanda de válvulas para centrales eléctricas de países que cumplen con las normas ANSI/ASME, el Grupo KSB ha desarrollado y ampliado su gama de válvulas de compuerta, de globo y de retención. De esta forma, las gamas Sicca y ZTS cubrirán en lo sucesivo todos los rangos de presión hasta ANSI clase 4500. 

Estas válvulas de KSB tienen un diámetro nominal que va de ½ a 32 pulgadas. Las temperaturas de trabajo son, como máximo, de 650 ºC (1.200 ºF), dependiendo del material utilizado. Las presiones máximas admisibles son 600 bar o 8.700 psi. Los aceros forjados y moldeados utilizados cumplen con la norma ASTM. Dependiendo de su construcción, las válvulas están diseñadas para seccionamiento o regulación de agua de alimentación de calderas, de vapor y de condensados. Se fabrican en Alemania y en la India según las normas de calidad uniformes para asegurar así que los productos y el servicio quedan garantizados a nivel mundial.

La demanda de válvulas ANSI es particularmente fuerte en los mercados en expansión, como son China, la India y Estados Unidos, pero también lo es en Europa. Al añadir estas válvulas a su programa de fabricación, KSB ha reaccionado frente a la disminución en la demanda de válvulas para centrales eléctricas que cumplen con la norma DIN.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus