5 de junio, 2014 Productos Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Anisol, compañía especialista en el campo de la analítica industrial con soluciones de análisis en continuo para la industria, presenta los nuevos sensores para la detección específica de espumas de su representada británica Charis Technologies. Estos equipos, desarrollados para su aplicación en biodigestores, utilizan como principio de medida la microconductividad.

La microconductividad se aplica para la detección de espuma con o sin medida simultánea de nivel en el reactor, pudiendo discriminar entre líquido y espuma tanto en disoluciones acuosas como orgánicas. La detección fiable y rápida de espuma en tanques y depósitos permite la máxima optimización del volumen de los mismos, la minimización del uso de antiespumantes y la reducción de paradas o intervenciones de mantenimiento, entre otras ventajas.

Los sensores de Charis pueden trabajar en condiciones de proceso de hasta 170 ºC y 20 bar y pueden usarse en zonas clasificadas. Como principal característica, este dispositivo puede detectar espuma incluso en situaciones extremas en las que la superficie del sensor está totalmente colmatada con el propio producto o cubierta de suciedad.

También se dispone de una versión para laboratorio y planta piloto. Entre otras aplicaciones destacan la detección de espuma en fermentadores en la industria farmacéutica, cervecera y alimentaria, en biotecnología, en industria química y en plantas de tratamiento de aguas.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus