Publicidad
20 de mayo, 2014 Productos Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Técnica de Fluidos pone al alcance de sus manos, al margen de las tecnologías de dosificación de productos químicos como las bombas dosificadoras de membrana, pistón, membrana hidráulica o de engranajes, nuevas tecnologías para aportar soluciones a problemas diversos en el ámbito del agua.

Cualquier bomba de membrana mecánica puede normalmente llegar a presiones de 12 o 16 bar. A partir de aquí, se suele recurrir a bombas de membrana hidráulica o bombas de pistón. Los modelos estándares son de simple efecto y requieren el uso de un amortiguador de pulsaciones en la descarga. Los mecanismos son lentos, con cadencias del orden de 150 golpes por minuto. Los caudales elevados se suelen resolver con configuraciones multicabezal muy caras.

La tecnología patentada Wanner Hydra-Cell usa el mismo principio de membrana hidráulica y, por lo tanto, se beneficia de sus ventajas (precisión, receptividad, linealidad), pero con 3 membranas por cabezal a 120º. La ausencia de mecanismo de carrera permite girar a velocidades superiores, incluso hasta los 1.450 rpm de un motor estándar de 4 polos. Se trata de bombas dosificadoras no pulsantes, compactas, de caudal variable mediante variador de frecuencia. No se ven afectadas por pequeños sólidos en suspensión o trabajo en seco. La tecnología Kell-Cell protege el equipo en caso de cavitación o de válvula cerrada a la aspiración. Se logran presiones de hasta 172 bar, y caudales de más de 8 m3/h, para cualquier clase de fluidos

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus