Publicidad

Empresas Premium

8 de septiembre, 2021 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Lacroix finaliza el primer semestre del año con resultados positivos, dando continuidad a su estrategia de reforzar su presencia en España. El Grupo se ha marcado el objetivo de duplicar su volumen de negocio en España de aquí a 2025. La previsión viene de la mano de un amplio despliegue de soluciones tecnológicas innovadoras, alineadas con los objetivos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia ´España Puede´. Su tecnología incide en ocho de los componentes del plan, principalmente en los ejes de transición ecológica y transformación digital. El sector del agua, clave también para la compañía.

"El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia confirma la nueva dimensión de la economía española, más conectada, segura y sostenible. Para contribuir en sus objetivos, tenemos una hoja de ruta: apoyarnos en nuestras competencias tecnológicas claves e invertir de manera sostenible durante los próximos 5 años, comenzando hoy y de manera acelerada", explica Patrick Fabre, director general de Lacroix en España.

Regulación eficiente del alumbrado público, radares conectados para gestionar el tráfico en tiempo real, detección e identificación automática del paso de animales en carretera, digitalización de las redes de agua y energía, movilidad conectada V2X… son algunas de las soluciones que Lacroix ha desplegado en las ciudades e infraestructuras de todo el mundo, atendiendo a los retos de digitalización y sostenibilidad del futuro.

Lacroix ha movilizado el knowhow de sus equipos para apoyar a las gestores públicos y operadores en el desarrollo de ciudades e infraestructuras más inteligentes y sostenibles. En este sentido, va a duplicar sus áreas de negocio en España para aportar soluciones en seis ámbitos, desde la  telegestión del ciclo integral del agua -donde lleva trabajando desde los años 90-, la señalización vial, información y gestión del tráfico hasta nuevas áreas de desarrollo en la gestión inteligente del alumbrado público, comunicación V2X vehículos-infraestructura y telegestión de redes eléctricas o smart grids.

Este despliegue irá acompañado del refuerzo del equipo humano, actualmente integrado por cerca de 100 personas, con la contratación de más personal, y un plan de desarrollo profesional interno para potenciar perfiles especializados en smart mobility y smart environment, disponiendo de una visión global de las necesidades en estos campos.

Para propiciar estos cambios, Lacroix ha unido sus actividades bajo una marca única desde marzo de este año. Esta estrategia, que forma parte del Plan Estrátegico del Grupo ´Leadership 2025´, pretende aportar nuevas soluciones a los retos de la transición energética y medioambiental, y de movilidad sostenible. "Reunir nuestras actividades bajo una única marca nos permite abordar mercados a nivel global, a través de soluciones de alto valor añadido para nuestros clientes", afirma Patrick Fabre.

 

Duplicar la inversión en I+D en 2025

Hasta la fecha, Lacroix cuenta con más de 800.000 puntos de control equipados con dataloggers y RTU que monitorizan a distancia las redes de aguas y energía en todo el mundo y más de 60.000 equipos de movilidad conectada instalados en carreteras y ciudades internacionales, que contribuyen a crear los ecosistemas abiertos e interoperables de la movilidad del mañana.

En la base de la tecnología se encuenta una fuerte apuesta por la innovación como eje central de la actividad de Lacroix, acompañada de numerosos recursos. A nivel de grupo, el objetivo es llegar a duplicar la inversión en I+D en 2025. También ha crecido exponencialmente el equipo humano implicado. En los últimos 5 años se ha incrementado en un 130% los puestos de ingenieros de I+D y se proyecta incrementarlos un 60% en los próximos 5 años. Además, esta cultura innovadora se fomenta en el ámbito de un laboratorio de innovación, mediante el trabajo colaborativo de los equipos de todos los centros de trabajo.

Lacroix aporta tecnología en clave de innovación para avanzar en la transición energética y la transformación digital de las infraestructuras. En el mundo del agua, para la preservación de los recursos hídricos y la transición energética, propone equipos y soluciones conectadas de digitalización de las redes de agua y de energía, que contribuyen a la optimización de la gestión y explotación de estos recursos. Su tecnología integra el parámetro de la ciberseguridad como un aspecto esencial dentro de un mundo más conectado, para reducir el ciber riesgo y la necesaria integridad de los datos. Sus soluciones permiten responder a los desafíos globales, más allá de su uso primario, por ejemplo, cumpliendo los objetivos de protección y restauración de ecosistemas y de infraestructuras verdes o mejorando el conocimiento del patrimonio natural, gracias a herramientas de digitalización desarrolladas por el grupo.

Así mismo, las soluciones de telecontrol del ciclo integral del agua de Lacroix aplicadas a la sectorización de las redes de distribución del agua potable permiten optimizar el rendimiento global hasta el 85%, limitando perdidas y riesgos de fugas y a su vez mejorando drasticamente la eficiencia energética de la instalación gracias a la reducción del volumen de agua bombeado.

"Estos resultados son fruto del proceso de transformación impulsado en LACROIX los últimos años, potenciando una visión global de los retos claves en nuestras áreas de actuación para poder dar respuestas inteligentes, seguras y sostenibles. Esta transformación se refleja tanto en nuestros modelos cada vez más colaborativos, como también a través de la innovación", finaliza Patrick Fabre.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus