Publicidad

Empresas Premium

28 de junio, 2021 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Por lo general, el agua corriente ofrece seguridad para su consumo, y hay lugares donde la mineralización es similar o igual a la que presenta el agua mineral embotellada. Sin embargo, también suele ser muy habitual que el agua contenga cal y otros elementos que, en determinadas proporciones, contaminan y pueden llegar a ser perjudiciales para la salud. Entre estos productos se encuentran el plomo, microplásticos, fármacos o derivados del cloro.

Una de las alternativas para asegurarnos de consumir agua de calidad a buen precio son los sistemas de filtros para el hogar. Unos filtros, como es el caso de los filtros Fontanilla, que facilitan obtener agua filtrada sin sabores ni olores extraños ni restos de cloro, además de semi-descalcificarla. El agua filtrada presenta numerosos beneficios, pero ¿es recomendable usar filtros de agua en casa?

 

¿Qué es un filtro de agua?

Un filtro de agua es un dispositivo diseñado para optimizar la calidad del agua mediante una tecnología de purificación del agua que permite eliminar todas las impurezas y contaminantes que suelen acumularse en las tuberías domésticas y que alteran la calidad y el sabor del agua corriente.
Los últimos avances en filtrado de agua han mejorado mucho tanto el proceso de filtrado como la instalación y el uso de los filtros, haciéndolos más sostenibles, ecológicos y económicos. Unos avances que han facilitado la popularización de su uso en los hogares de las zonas con más problemas en el agua del grifo.

 

¿Qué riesgos plantea el agua corriente?

Como ya hemos apuntado, el agua potable tiene como punto débil la antigüedad de las tuberías, algo muy común en Europa. Así, muchas instalaciones de agua potable y saneamiento datan a principios-mediados del siglo XX, con muchos años de uso. El proceso de renovación de estas instalaciones es lento y aún se encuentran tuberías de plomo y cobre, además de filtraciones y fugas por culpa de la corrosión.

La presencia de plomo en el sistema de suministro de agua tiene numerosos efectos nocivos sobre la salud. El plomo es un metal que podemos encontrar en pinturas, en el aire, en algunos alimentos y en algunos objetos de cerámica, pero altos niveles de plomo en el agua del grifo puede llegar a causar daños en los riñones, en el cerebro y en la producción de glóbulos rojos.

Si sospechamos que nuestras tuberías de casa son de plomo, lo ideal sería cambiarlas, pero hasta que no lo hagamos, la mejor alternativa es utilizar un filtro. Lo mejor es buscar un filtro que realmente reduzca o elimine esos niveles de plomo y nos permita consumir agua de calidad y con confianza. Además, junto con el plomo, los filtros de agua también nos ayudarán a eliminar o reducir otros riesgos del agua como el exceso de cloro o los microplásticos.

 

¿Qué beneficios aporta el agua del grifo filtrada?

Como ves, la contaminación y el envejecimiento de las infraestructuras de agua son solo algunos de los grandes problemas a los que se enfrentan el agua embotellada y el agua corriente, siendo los microplásticos uno de los retos más complejos a los que tiene que hacer frente en la actualidad. Y quizás este es el mayor de los beneficios de usar filtros de agua. Así, solo los filtros consiguen reducir o eliminar esos riesgos, contribuyendo así a mejorar nuestra salud y la de nuestra familia.

Además, los filtros de agua también ofrecen muchas otras ventajas, entre los que se destacan:

  • La instalación es sencilla y rápida.
  • El filtro conseguirá eliminar todas las bacterias que pueda haber en el agua como consecuencia de la suciedad o mal estado de las tuberías.
  • Así, el nivel de pureza del agua será mayor.
  • Supondrá un ahorro al consumir solo agua del grifo filtrada y no tener que comprar agua embotellada.
  • También contribuiremos a reducir el gran consumo de plástico que conlleva el consumir agua embotellada. Un gesto más que necesario para cuidar del medio ambiente.
  • Los filtros en los grifos de la ducha o en la bañera también nos ayudará a cuidar mejor nuestra piel y cabello.
  • La calidad del agua también mejorará nuestros platos al cocinar sin cal y sin cloro. Un agua que hará que las cocciones sean más fáciles y mantengan su sabor original.
  • Las bebidas también mantendrán y mejorarán su sabor. Así, el agua filtrada nos permitirá disfrutar más del sabor del café, las infusiones y tés.
  • El mantenimiento es realmente fácil.

 

Entonces… ¿es recomendable usar filtros de agua en casa?

Teniendo en cuenta la calidad de agua que aporta un filtro, además de los beneficios y la reducción del riesgo de que haya contaminantes en el agua del grifo, podemos concluir que sí, que los filtros de agua son realmente recomendables, aportando numerosos beneficios a medio-largo plazo.

Pero si queremos agua filtrada de calidad, en lo que realmente tenemos que reparar es en el tipo de filtro que elegimos. Es importante adquirir filtros de marcas que nos garanticen calidad y potencia de filtrado, además de cambiar los filtros con la frecuencia adecuada. Un filtro de agua de calidad será la mejor opción para mejorar la calidad del agua que consumimos, velar por la salud de toda la familia, contribuir a cuidar del medioambiente y ahorrar.

Así, un filtro que no tenga una alta capacidad de filtrado no nos aportará los resultados que esperamos, siendo también importante fijarnos en el volumen de agua que puede llegar a filtrar cada dispositivo, además del coste de cada nuevo filtro.

De ahí que sea importante optar siempre por marcas fiables y probadas en laboratorios independientes según los estándares internacionales. Los filtros más populares son los filtros para jarras, además de los filtros para neveras, fregaderos y, por supuesto, los filtros para grifos. Dentro de toda la gama de filtros que existen, los filtros de agua de carbón activado son los que proporcionan más beneficios para la salud al eliminar DD halogenados, si bien solo serán efectivos si el cartucho se cambia con la regularidad aconsejada por el fabricante.

Así, por ejemplo, los filtros de carbón activado como los de Fontanilla tienen una acción decloradora y semi-descalcificadora, que contienen un cartucho filtrante con una duración aproximada de un año y fácil conexión al grifo gracias al uso de adaptadores universales.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus