31 de mayo, 2021 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

El proyecto IMPASSE, en el que ha participado IMDEA Agua, ha publicado su informe final, que resume los resultados y ofrece recomendaciones para un uso seguro de biosólidos de lodos de depuradora en el contexto de la economía circular. Los diferentes actores involucrados (agricultores, el sector de la industria del agua y organismos gubernamentales) actuaron simultáneamente como receptores y proveedores de información durante todo el proyecto.

IMPASSE es una iniciativa de investigación bajo el marco EU ERA-NET a través de WaterWorks2015 donde participaron seis institutos de investigación de Noruega, Suecia, España, Canadá, los Países Bajos y Eslovenia. Ha sido uno de los primeros proyectos financiados internacionalmente sobre el origen, el comportamiento y los impactos ecológicos de los microplásticos procedentes de la aplicación de lodos de aguas residuales en suelos agrícolas. IMPASSE proporciona una nueva base científica para desarrollar políticas e instrumentos efectivos para evitar que los plásticos contaminen los suelos agrícolas y las aguas superficiales.

Las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) recogen grandes cantidades de microplásticos  (en su mayoría fragmentos de polietileno y polipropileno y fibras de poliéster) procedentes de hogares, la industria y escorrentías superficiales de áreas urbanas. La mayoría de estos microplásticos quedan retenidos en los lodos de depuradora. En muchos países, estos lodos se transforman en biosólidos y se emplean en agricultura como complemento de los fertilizantes tradicionales, convirtiéndose en una de las principales fuentes de microplásticos en los suelos agrícolas.

Los microplásticos generan un problema medioambiental de proporciones mundiales. En el caso de estudio llevado a cabo en España, se estimó que se descargan anualmente alrededor de 10.000 millones de microplásticos procedentes únicamente de efluentes de aguas residuales. Sin embargo, existe un gran desconocimiento sobre las consecuencias de la contaminación por estos pequeños contaminantes en los terrenos agrícolas y en los cuerpos de agua superficial.

 

Impactos en la biodiversidad

Si bien el riesgo que representan los microplásticos para los invertebrados terrestres es bajo a niveles ambientalmente relevantes, la presencia de efectos subletales (incluso en concentraciones que se pueden dar en el medio ambiente) implica que la exposición prolongada puede inducir efectos potencialmente negativos en la biota del suelo. La emisión continuada de estos plásticos  en los suelos agrícolas a través de la aplicación de biosólidos aumentará la presión y el riesgo para los organismos del suelo. Por tanto, deberían incluirse concentraciones umbral de microplásticos en las legislaciones que regulan el uso de lodos de depuradora en la agricultura.

En el contexto de una economía circular, se espera que aumente el uso de biosólidos en la agricultura debido a la necesidad de eliminar de una forma rentable los residuos sólidos de las EDAR, aumentando la eficiencia económica de la producción agrícola (por ejemplo, reduciendo el uso de fertilizantes). La normativa relativa a la protección de ecosistemas acuáticos debería centrarse inicialmente en reducir otras fuentes de producción de microplásticos (es decir, las que no proceden de los biosólidos). Mientras que, en el futuro, serán necesarias medidas para reducir las descargas de microplásticos en origen y disminuir su entrada en las EDAR para garantizar la circularidad del uso de los lodos. Asimismo, el cambio climático producirá una mayor frecuencia de precipitaciones extremas, que pueden liberar una gran cantidad de microplásticos a los ríos.

 

Herramienta de apoyo en la toma de decisiones

El conocimiento y los modelos desarrollados por IMPASSE se han utilizado como guía para investigar la gestión económicamente viable (a la vez que ambiental y socialmente sostenible) de los lodos de depuradora. A lo largo del proyecto, se desarrolló un modelo matemático (INCA-MP) de transporte físico de microplásticos en suelo y agua superficial a escala de cuenca hidrográfica. El modelo INCA-MP, que es el primero y único de su tipo, está disponible con una interfaz gráfica que facilitará futuros desarrollos científicos. Además, se ha desarrollado un conjunto de materiales de referencia de MPs para su uso experimental y comercialización. Estos productos han sido distribuidos internacionalmente como respaldo a la garantía y el control de la calidad, la validación de métodos y la eficiencia de las evaluaciones del tratamiento del agua.

IMPASSE proporciona una nueva base científica para continuar desarrollando normas e instrumentos efectivos para evitar que los plásticos contaminen el recurso que representan las aguas residuales. Con el fin de asegurar la circularidad en el uso de lodos de depuradora, se aconseja aplicar normas, sistemas de gestión y tecnologías que reduzcan o, que incluso, eliminen por completo los microplásticos de los lodos de depuradora.

 

Próximas actuaciones

El proyecto PAPILLONS (Plastics in Agricultural Production: Impacts, Life-cycles and Long-term Sustainability) toma como base el consorcio IMPASSE e incluye 20 socios de Europa y China, además de una lista de 20 stakeholders prodecentes de organismos gubernamentales, la industria y la agricultura. Se espera que comience en junio de 2021, y que contribuya a dar respuesta a algunas de las preguntas que fueron lanzadas por el proyecto IMPASSE, centrándose en evaluar el impacto de los MPs en los ecosistemas terrestres y sobre los cultivos agrícolas en el largo plazo.

IMPASSE es una iniciativa de investigación en el marco de EU ERA-NET WaterWorks2015 Joint Call 2016. ERA-NET pertenece a las Iniciativas de Programación Conjunta desarrolladas por Water Callenges for a Changing Word Joint Programme Initiative (Water JPI) y la Iniciativa de Programación Conjunta sobre Agricultura, Seguridad Alimentaria y Cambio Climático (FACCE JPI). Los siguientes institutos han financiado conjuntamente el proyecto: el Consejo de Investigación de Noruega (Noruega), el MINECO (España), la Agencia de Investigación de Eslovenia (Eslovenia), Formas (Suecia), la Organización de los Países Bajos para la Investigación Científica (Holanda), el Consejo de Investigación de Canadá (Canadá), la Agencia de Investigación de Eslovenia (Eslovenia). El proyecto IMPASSE, con referencia PCIN-2017-016, está financiado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus