28 de abril, 2021 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

La Asociación Española de Desalación y Reutilización (AEDyR) ha celebrado la sesión 4 de su Primer Congreso Digital, que en esta edición se centraba en tres temas principales: la región de Oriente Medio y Norte de África (MENA), los contaminantes emergentes y la digitalización. Esta sesión se cerró con más de 820 inscritos y un interesante debate en la mesa redonda internacional sobre el futuro de la desalación en la zona MENA.

Como viene siendo habitual en todas las sesiones del Congreso Digital AEDyR, esta cuarta jornada estaba estructurada en dos partes principales, aunque en orden inverso a lo habitual. Primero se celebró la mesa redonda y la intervención del invitado especial y, después, la parte técnica.


Mesa redonda MENA

Moderada por los miembros del Consejo de AEDyR, Manuel Latorre y Miguel Ángel Sanz, la mesa redonda se celebró íntegramente en inglés, dado que todos los participantes eran internacionales. En este espacio se debatió durante casi una hora sobre los retos en el sector de la desalación de la región de Medio Oriente y Norte de África, con tres invitados que representaban puntos de vista diversos de la industria: cliente final, inversor y consultor.


Khalid Tahri, engineering & technical director de ONEE, comenzó contextualizando la realidad de Marruecos en el ámbito del agua y explicó los pilares del ambicioso plan que desarrollará su país hasta el año 2027. Sobre la evolución de los proyectos de desalación englobados en el plan, señaló los retos técnicos en un primer lugar, y los retos de financiación y legales que están teniendo en esta fase inicial del plan. En este sentido, Tahri remarcó durante sus intervenciones el lento proceso que supone el despegue de un proyecto de esta envergadura, para poder tener en cuenta la multitud de aspectos que determinan el éxito y puso en valor la importancia de usar el tiempo que sea necesario para la planificación de esta primera fase técnica, dado que, tal y como señaló, "el éxito o fracaso de un proyecto depende de que se tengan correctamente en cuenta los intereses de todas las partes implicadas"

Richard Menezes, general manager de Utico, defendió que el mercado de la desalación continuará siendo un mercado atractivo para la inversión, y quiso marcar la diferencia entre los retos del desarrollador y del inversor, si bien ambos comparten la tecnología como centro neurálgico de su inversión. "El futuro está en cómo la evolución de la tecnología se encamina a consensuar y cumplir con los intereses de los inversores y de los clientes", señaló, "si bien la tecnología avanza a su propia velocidad, la innovación está en la inversión y en cómo los inversores conseguirán sus beneficios". 

En esta misma dirección, Corrado Sommariva, CEO & founder de SWPC, añadió la necesidad de buscar "una forma más creativa de financiar".También  señaló el importante rol que juegan las administraciones públicas para incentivar la inversión en nuevas tecnologías. "Con los incentivos adecuados en las políticas gubernamentales, podemos conseguir mayor interés de los inversores" y mencionó en concreto el camino por recorrer en la "interconexión entre el mercado de la electricidad y la desalación, promoviendo incentivos en las tarifas de electricidad". Sommariva también puso sobre la mesa la importancia de la sostenibilidad medioambiental de la desalación, a la que definió como "la gran oportunidad". En concreto mencionó la necesidad de pensar en desalación con cero emisiones de carbono "alejándonos de la necesidad de producir de manera continua", apuntó.

Durante este debate quedó claro que el aspecto financiero es uno de los mayores retos que presenta actualmente el mercado de la desalación, dado que los tres invitados coincidieron en señalarlo. La importancia de la correcta elección de la ubicación de una planta, la posible entrada de Israel en el mercado de la desalación de la región, la reducción de los precios unidos a la necesidad de mantener la calidad o la incorporación de las energías renovables, fueron otros temas que también se debatieron en este espacio.

 

Retos del agua en MENA

Una vez finalizada la mesa redonda, tomó la palabra Francisco Javier Serra, director general de Internacionalización del ICEX. El invitado especial de esta sesión 4 habló sobre los retos del agua en Oriente Medio y norte de África. Serra comenzó su intervención recordando las enormes diferencias en todos los ámbitos que existen en las dos subzonas de esta región, aunque reconoció que comparten elementos comunes como son el crecimiento de la demanda de agua por el aumento de la población, la escasez crónica de recursos hídricos, los efectos del cambio climático, y una relativa y generalizada estabilidad política. Y en este sentido, Serra no dudó en afirmar que en toda la región "asegurar el acceso al agua es clave para mantener la paz social, especialmente teniendo en cuanta que muchos de estos países no son democracias propiamente dichas o son democracias peculiares".

Serra auguró que las nuevas olas de innovación en el sector lleguen por la racionalización. "En un contexto presupuestario delicado, con margen fiscal reducido, si no se pueden tocar las tarifas baratas habrá que buscar nuevas maneras de cuadrar el círculo y todas ellas giran en torno a la racionalización", aseguró. Racionalización entendida, según su punto de vista, desde distintas perspectivas: aumentará la preocupación por la planificación, también en tratar de reducir el consumo de agua, racionalización en el uso de la energía con el paso a la ósmosis inversa y en la combinación agua y energía y por último, racionalización en la gestión, en donde la reutilización irá ganando protagonismo, como ya se está viendo en algunos países. "Las oportunidades vinculadas a la racionalización harán que el mercado del agua en la región crezca, aunque el escenario no será fácil, ya que será muy competitivo", destacó Serra.


Sesión técnica: contaminantes emergentes y digitalización

La segunda parte de la sesión, moderada por Antonio Ordoñez y Antonio Casañas, ambos también miembros del consejo de Dirección de AEDyR, se dedicó a las presentaciones técnicas, con un total de 6 ponencias que giraban en torno a las dos temáticas principales: eliminación de contaminantes emergentes y digitalización del mercado del agua.

La primera ponencia de la jornada fue la de Karen Mora Cabrera, de la Universidad de Alicante, quien presentó los resultados de la evaluación en una planta piloto a escala laboratorio de la eficiencia en la eliminación de varios fármacos en un sistema híbrido de filtración UASB + SMEBR, que combina una operación biológica anaerobia de digestion de flujo ascendente con otra operación biológica aerobia de digestion con una membrana sumergida con sistema electrocoagulador. Los fármacos analizados fueron tres: ibuprofeno, diclofenaco y 17α-ethynil estradiol. El estudio ha demostrado que la sinergia de procesos permite altas eficiencias de eliminación de estos contaminantes, alcanzando más del 90% de todos ellos. Además de la eficiencia en la remoción de DQO, Amonio y NT en un 98%, 76% y 30%, y todo ello logrando a su vez una disminución en el ensuciamiento de membranas superior al 70%.

La segunda ponencia relacionada con la eliminación de contaminantes fue de Aldeguer Esquerdo, de la Universidad de Alicante, sobre el tratamiento con tecnología avanzada de oxidación con ozono para la eliminación de fármacos presentes en las aguas. El estudio ha analizado concretamente el comportamiento de dos fármacos: carbamazepina y diclofenaco. Los resultados obtenidos demuestran que el primero consigue mejores rendimientos de eliminación que el segundo. Con una dosis de ozono de 0,056 mg, la carbamazepina consigue una reducción del 100% en 18 minutos y el diclofenaco un 69% en 20 minutos; mientras que con una dosis de ozono de 0,280 mg, solo son necesarios tiempos de 6 minutos para lograr la eliminación total de la carbamazepina, mientras que para el diclofenaco son necesarios 11 minutos.

Luis Navarro Tortosa, de Hach Lange Spain, abría el segundo bloque temático centrado en la digitalización del sector con una ponencia sobre la monitorización inteligente en aplicaciones de desalación de agua, presentando las oportunidades de una nueva monitorización de la calidad del agua que se obtiene mediante el uso de sensores, analizadores y controladores conectados de manera online a la nube y que permiten obtener datos fiables y en tiempo real de diferentes parámetros, tanto de información física como de calidad del agua, en una planta desaladora y explicó cómo la incorporación de Claros, el sistema de inteligencia del agua de esta compañía, permite analizar de forma segura todos los datos de laboratorio y de proceso para la obtención de información que permita optimizar procesos.

A continuación, Paula Perez Sanchez, de Acciona Agua, comenzaba su ponencia sobre la digitalización del sector del agua con el que describía como gran hito de la compañía en este ámbito: el Centro de Control del Agua (CECOA). Este centro es una apuesta con la que aunar las diferentes herramientas digitales (Internet of Things, big data, Machine Learning, Azure, automatización embebida y tecnología OPC UA…) con el objetivo prioritario de mejorar el sistema de automatización y control de todas las plantas de la compañía unificandolo en un único sistema capaz de gestionar, analizar y controlar el elevado volumen de datos para lograr optimizar el funcionamiento y mantenimiento de todas las plantas, y con ello lograr la eficiencia de los procesos.

Ignacio Javier Garcia Galdón, de Aqualia, participó seguidamente con una ponencia en la que presentó la estrategia de implementación de manera integral en la compañía de la metodología colaborativa BIM (Building Information Modelling) con el objetivo de desarrollar nuevas formas de gestionar proyectos, facilitando el diseño y la ingeniería, la construcción, así como, la operación y el mantenimiento de las plantas. García explicó de qué manera el proyecto piloto se llevó a cabo en la planta desaladora de agua de Guayma, y cómo al desarrollarse el proyecto de forma paralela a la metodología de trabajo clásico ha permitido cuantificar las ventajas de esta nueva metodología con la que han conseguido mejorar la productividad, calidad y flexibilidad, reduciendo los riesgos de construcción y mejorando el control de la gestión. No exenta de retos, la implementación de BIM sigue avanzando en la compañía con el objetivo de integrarlo con el sistema de GMAO, logrando con ello que el diseño de plantas este orientado desde un primer momento a la operación y mantenimiento de las mismas.

La última ponencia fue de Salvador Antonio Simón Escánez, de Sacyr Agua, que presentó el proyecto de creación de un gemelo digital de una planta desaladora. En concreto este proyecto piloto se llevó a cabo en la planta desaladora de agua salobre de la Comunidad de Regantes de Cuevas de Almanzora y describe los retos de la aplicación de esta tecnología en entornos industriales ya en operación, dado que la construcción de esta planta se realizó en 2003. En su presentación Simón describió las tres fases del proyecto: el escaneo y modelización 3D; la vinculación de datos de operación y, por último, la integración con el sistema de control con datos en tiempo real. Por último, cerro su ponencia con la enumeración de las siguientes fases que desarrollarán, entre los que destaca la creación de paneles interactivos con datos, la navegación fluida por el modelo, simulaciones técnicas con la incorporación de big data y el desarrollo de sistemas de entrenamiento para técnicos basados en simulaciones de procesos.

Para terminar, Manuel Latorre y Miguel A. Sanz junto con Mari Carmen Garcia, A. Ordoñez y A Casañas clausuraron esta sesión 4agradeciendo la asistencia a todos los participantes y emplazándolos para la Sesión 5 que tendrá lugar el próximo día 26 de mayo con el título: ´Innovaciones I+D´.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus