24 de marzo, 2021 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

El 5G transformará la forma de diseñar las redes móviles y de abordar sus distintos usos. En este contexto, surge la siguiente pregunta: ¿qué diferencia a la tecnología 5G y cuáles son sus ventajas respecto al 4G? Idrica te lo explica.

Las redes 4G dejaron atrás, en mayor o menor grado, los problemas de conectividad o acceso a la red (cobertura). Además, ayudaron a superar los límites en la velocidad, entendida como el ancho de banda, o la capacidad para ver vídeos, audios o hacer videollamadas con una calidad aceptable. Aunque las mejoras en conectividad y velocidad que trae el 5G serán de gran ayuda, por ejemplo, a la hora de ver vídeos en alta calidad (4K, 8K, 16K) o jugar en línea, estos problemas podrían solucionarse con una evolución de la red 4G que implicara una inversión económica mucho menor.

El 5G va más allá de simplemente mejorar las funcionalidades que ofrecía el 4G. Gracias a su baja latencia y su capacidad para conectar millones de dispositivos en un área reducida, hará posibles nuevas oportunidades de negocio y servicios de valor añadido.

Por sus características, el 5G es la mejor respuesta ante el avance de las nuevas tecnologías, y el
aumento que estas traen de casos de uso con requisitos muy dispares y que, hasta el momento, debían construirse sobre una misma infraestructura. Frente a un mundo en el que, según la consultora Gartner, se alcanzarán los 26.000 millones de dispositivos conectados en 2022, el 5G
forma parte del inevitable camino de la transformación digital.

La ultraflexibilidad de la red es uno de los aspectos que diferencia a la tecnología 5G, y se refiere a su capacidad de adaptación a necesidades muy diferentes entre sí, como la conexión masiva de dispositivos de baja complejidad o la asistencia remota de quirófanos mediante realidad virtual. Además, hay tres funcionalidades que permiten construir distintos casos de uso sobre las redes 5G:

  • El eMBB (enhanced Mobile Broadband), para servicios que requieren un alto ancho de banda y buena cobertura.
  • El MIoT (Massive Internet of Things), adecuado cuando es necesario conectar un gran número de dispositivos de manera securizada.
  • El URLLC (Ultra Reliable Low Latency Communications), orientado a servicios que requieren baja latencia y muy alta fiabilidad.

Así mismo, el 5G mejora la posibilidad de crear redes corporativas virtuales dentro de la propia red, una función conocida como network slicing (porciones de red). Cada una de estas porciones se genera con parámetros de calidad de servicio adaptados y garantizados, de acuerdo con las características específicas que cada empresa necesite. La personalización de las redes, es decir, su creación como redes privadas, ofrece una garantía de servicio, aumentando su calidad y fiabilidad.

La aplicación del 5G está llamada a revolucionar la industria a nivel global. En el sector del agua, la versatilidad de esta tecnología, junto con los avances en otras áreas como la sensorización, viene a hacer realidad casos de uso innovadores.En este caso concreto, Idrica ha elaborado el whitepaper ´El 5G: punto de inflexión para el sector del agua´, que recoge cómo la última revolución tecnológica construirá empresas más inteligentes. Puedes conseguirlo aquí.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus