15 de septiembre, 2020 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

El centro tecnológico Eurecat coordina el proyecto europeo Sea4Value, que desarrollará un nuevo proceso para la recuperación de metales y minerales de alto valor procedentes de los efluentes generados en plantas de desalinización de agua de mar, con el objetivo de convertirlos en una fuente de materias primas, en la línea de la economía circular.

Las casi 16.000 plantas de desalinización operativas en el mundo vierten un efluente concentrado típicamente hipersalino asociado a un impacto negativo, pero también con una concentración elevada de compuestos valiosos como el litio o el magnesio, entre otros. Para invertir esta dinámica, el proyecto de investigación Sea4Value trabaja con el fin de convertir parte de la salmuera en la tercera fuente de materias primas valiosas de la UE. "El acceso sostenible a determinadas materias primas consideradas como críticas es fundamental para la economía y, en este sentido, para la Unión Europea es imprescindible asegurar su disponibilidad presente y futura", explica el director de la Unidad de Agua, Aire y Suelos de Eurecat, Xavier Martínez-Lladó.

En este escenario, el proyecto Sea4Value "pretende aprovechar la concentración que tiene lugar en los procesos de desalinización para desarrollar tecnología que permita la extracción de los minerales contenidos en los mares y océanos, estableciéndolos como una nueva fuente sostenible de recursos", añade Martínez-Lladó. "La sostenibilidad es uno de los principales ejes para superar los retos actuales de la humanidad. Sea4Value cuantificará la ganancia ambiental, social y económica de los nuevos modelos de negocio circulares, contribuyendo al desarrollo de una sociedad más equitativa y eficiente en el uso de recursos", subraya el director de la Unidad de Residuos, Energía e Impacto Ambiental de Eurecat, Frederic Clarens.

Durante cuatro años, el equipo internacional del proyecto desarrollará nuevos procesos tales como tecnologías avanzadas de separación selectiva, concentración y cristalización para transformar una parte del vertido de las desalinizadoras en una fuente sostenible de materias primas. Los nuevos procesos y tecnologías que se crearán dentro del proyecto pretenden, además, incrementar en un 30 por ciento la cantidad de agua potable obtenida en los procesos de desalinización, lo que "contribuirá de manera importante a minimizar la escasez de agua", explica la coordinadora del proyecto, Núria García Fernández.

Los resultados de Sea4Value buscan generar nuevas oportunidades de negocio para los operadores de plantas desaladoras de agua de mar y crear también una nueva fuente local de minerales para los países europeos, ayudando a la industria a disminuir su dependencia de las importaciones e incrementando la sostenibilidad de los procesos de obtención de materias primas. El proyecto, financiado por el programa Horizon 2020 de la Unión Europea, cuenta con un consorcio formado por 15 socios de España, Alemania, Italia, Bélgica, Ucrania, Países Bajos y Finlandia.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus