3 de septiembre, 2020 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Según datos del Observatorio Sectorial DBK de Informa, la facturación obtenida por las empresas gestoras de plantas de depuración de aguas residuales alcanzó en 2019 los 1.270 millones de euros, lo que supuso un aumento del 1,6% respecto al año anterior. Las 3.110 estaciones en explotación en España contabilizadas depuraron un total de 4.760 hm3 en 2019. En 2020 se estima un caudal depurado inferior, como consecuencia de la negativa coyuntura económica derivada de la pandemia de la COVID-2019.

Según el informe especial ´Depuración de Aguas´ del Observatorio Sectorial DBK de Informa, empresa especiializada en el suministro de información comercial, financiera, sectorial y de marketing en España y Portugal, el volumen de negocio agregado de las empresas dedicadas a la explotación de plantas depuradoras se incrementó un 1,6% en 2019, hasta alcanzar los 1.270 millones de euros. Así mismo, tras registrar un leve repunte en 2018, ejercicio marcado por el dinamismo económico y la obtención de cifras récord en la actividad turística, el caudal depurado en plantas EDAR retrocedió ligeramente en 2019 (-0,6%), hasta situarse en 4.760 hm3.

Se estima que a finales de 2019 se encontraban en explotación un total de 3.110 estaciones de depuración de aguas residuales (EDAR), unas 50 más que en la misma fecha de 2018, acelerando la tendencia de crecimiento observada en los últimos ejercicios. Es previsible que 2020 cierre con un volumen de caudal depurado en España inferior al contabilizado en el año anterior, debido a la contracción de la actividad de industrias y empresas de servicios, especialmente significativa en el sector turístico, como consecuencia de la situación causada por la pandemia de la COVID-19.

Además, la ejecución de los planes de inversión a escala nacional y autonómica diseñados para mejorar el grado de cumplimiento de los objetivos comunitarios en materia de depuración podrían posponerse debido a la negativa coyuntura económica prevista. No obstante, los servicios relacionados con el ciclo integral del agua han adquirido especial relevancia como garantía de salud. Además, las nuevas tecnologías están favoreciendo el desarrollo de herramientas que permiten la detección precoz del coronavirus en las aguas residuales y el mayor aprovechamiento de los residuos generados por las depuradoras.

La reducción del caudal depurado, junto con la previsible ralentización del ritmo de licitaciones derivado del ajuste de los presupuestos públicos y la mayor competencia en precio, permiten pronosticar un moderado descenso en el volumen de negocio derivado de la explotación de plantas depuradoras de aguas residuales en 2020.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus