13 de agosto, 2020 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

El Laboratorio Dr. Oliver Rodés, de la mano de la Asociación de Distribuidores y Envasadores de Agua en Cooler (ADEAC), ha realizado el primer estudio que descarta la presencia de SARS-CoV-2 en la superficie de fuentes de agua. En dicho proyecto se han analizado 100 muestras extraídas de dispensadores de agua, así como fuentes de agua de red a surtidor. El resultado de los análisis, ratificado por el doctor Antoni Borrell, director científico y de innovación de Laboratorio Dr. Oliver Rodés, concluye que todas las muestras analizadas indican la ausencia de coronavirus.

Para llevar a cabo el estudio, se han analizado los puntos de contacto habituales de los dispensadores. En el caso de los dispensadores de agua con garrafa, los puntos de toma de muestra han sido los pulsadores o botoneras y la zona de salida de agua. En los dispensadores o fuentes de agua de red se han analizado las botoneras, el surtidor del que se bebe directamente y el extremo del llena botellas para rellenar envases.

"Todas las superficies examinadas -explica Jordi Morera, director general de Canaletas, empresa participante del estudio- están libres de COVID y se confirma de nuevo que beber de una fuente de agua es una práctica segura". "Por supuesto -añade- es necesario seguir las normas sanitarias básicas, como limpiar las fuentes con más frecuencia de la habitual con desinfectante".

En concreto, ADEAC ha encargado al Laboratorio Dr. Oliver Rodés un muestreo de superficies en tres puntos de dispensadores de agua en garrafas y dispensadores de agua de red. El resultado de los análisis de las 100 muestras realizadas en fuentes de uso habitual en empresas, oficinas y salas de espera, con un máximo de tres puntos de toma de muestra de cada equipo ha indicado la ausencia de coronavirus SARS-COV2. De esta manera,  las superficies analizadas están libres de coronavirus y confirman el hecho de que beber dispensadores de agua es una práctica segura.

 

Metodología

Los puntos analizados en cada dispensador son los de contacto más habitual por parte del usuario, por tanto, los más susceptibles a un posible riesgo de contagio por Coronavirus. De esta manera, se siguió la siguiente metodología:

  • Para los dispensadores de agua en garrafas, los puntos de toma de muestra han sido los pulsadores o botoneras y la zona de salida de agua, que contempla un muestreo exterior de la boquilla del dispensador y la pared que rodea a la boquilla.
  • En relación a los puntos de toma de muestra para los dispensadores de agua en red, se han analizado las botoneras, la boquilla para beber directamente y la boquilla para rellenar envase.


Recomendaciones

Desde ADEAC recuerdan ue que según la Organización Mundial de la Salud) y UNICEF "actualmente, no hay evidencia sobre la supervivencia del virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad conocida como COVID-19, en el agua potable". ADEAC, como asociación de este secto específico en España, tiene la responsabilidad de asesorar a los miembros de sus asociaciones y a sus clientes sobre el uso seguro de dispensadores de agua. Por ello, recuerda que las recomendaciones generales que se deben llevar a acabo en cualquier actividad son:

  • Practicar una buena higiene personal lavándose frecuentemente las manos con agua y jabón o con un desinfectante para manos a base de alcohol.
  • Limpiar regularmente las superficies que se manipulan con frecuencia mediante toallitas con alcohol (fotocopiadoras, máquinas de café, teclados, mesas, pomos de las puertas,…).
  • Evitar asistir al trabajo si se tiene malestar.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca si sus manos no están limpias.
  • Evitar reuniones o aglomeraciones dentro del espacio de trabajo.
  • Practicar el distanciamiento social: asegúrese de que haya al menos 1,5 metros entre las personas.

 

Asimismo, ADEAC recomienda:

  • Seguir las instrucciones del Manual de Buenas Prácticas de la ADEAC, aprobado por las Autoridades Sanitarias de cada país y registrado por la Comisión Europea.
  • Proveerse con empresas asociadas a ADEAC, que le permitan garantizar el cumplimiento de los estándares de calidad por ella establecidos
  • Realizar una limpieza de todo el exterior del dispensador de forma regular, siguiendo las recomendaciones generales para cualquier superficie, tal y como se ha mencionado en el apartado anterior.
  • Limpiar frecuentemente los grifos del dispensador de agua usando toallitas desinfectantes o rociadores aptos para uso alimentario.
  • Mantener la distancia social recomendada cuando se vaya a utilizar el dispensador.

 

Y también las siguientes recomendaciones al personal que realiza el servicio de distribución:

  • Usar guantes y mascarilla cuando llegue a las instalaciones del cliente.
  • En caso de que sea necesario realizar una intervención en el dispensador de agua, asegurarse de desinfectar las manos con desinfectantes aprobados y ponerse guantes nuevos.

 

"Contamos -explica Jordi Morera- con muchos años de experiencia produciendo fuentes de agua para el sector alimentario y farmacéutico. Ambos requieren medidas higiénicas muy estrictas". Frente a la crisis provocada por la COVID y la creciente necesidad de implementar más y mayores medidas higiénicas, Canaletas ha sabido ofrecer nuevos modelos de fuentes ´manos libres´, de las que se puede beber sin usar las manos, así como el ´kit pedal´, un accesorio que se puede acoplar a las fuentes de surtidor y que permite ´convertir´ las fuentes de agua existentes en modelos ´manos libres´. La crisis ha provocado nuevos hábitos de consumo y desde Canaletas están dando una respuesta, siendo el único fabricante que ofrece dos alternativas: o bien adquirir una nueva fuente "manos libres" o, sabiendo que no todos los clientes disponen actualmente de este presupuesto, la posibilidad de adaptar la fuente que están utilizando.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus