9 de julio, 2020 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Remosa, empresa especializada en tratamiento de agua, ha suministrado un depósito de emergencia de PRFV de 30 m3 para una subestación eléctrica en Galicia.

Una subestación eléctrica es una infraestructura eléctrica que permite que la energía eléctrica pueda ser transportada y distribuida. Su principal función es la producción, conversión, regulación y distribución de la energía eléctrica. El elemento principal es el transformador.

Para prevenir posibles fugas de los aceites de este transformador es necesaria la instalación de un depósito de emergencia. Estos depósitos de recogida de aceite se fabrican en PRFV con sistema filament winding y recubrimiento interior en resinas especiales, barrera química, resina vinilester para productos químicos y aceites a altas temperaturas. Este material permite que los depósitos y las cisternas se adapten a las características de la instalación.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus