19 de mayo, 2020 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

El Ayuntamiento de Gandía y Global Omnium han firmado un protocolo de colaboración para realizar muestreos en las aguas residuales y alcantarillado de la ciudad y, así, conocer la presencia y evolución del virus. Se trata, por tanto, de una actuación de detección temprana del COVID-19 con la intención de hacer prevalecer siempre la seguridad sanitaria.

Gandía pone en marcha un sistema innovador y pionero que permite detectar el COVID-19 en las aguas del alcantarillado y residuales. La alcaldesa de la ciudad, Diana Morant, y el consejero delegado de Global Omnium, Dionisio García Comín, han firmado un protocolo de colaboración entre el Ayuntamiento y el laboratorio de Global Omnium, Gamaser, a través del cual se acuerda implantar un método de vigilancia epidemiológica mediante el análisis molecular de aguas de alcantarilla y residuales.

El objeto es conocer la presencia, concentración y evolución de unidades genómicas del SARS-cOv-2 en el agua residual, causante de la enfermedad COVID-19. De esta manera, el Ayuntamiento de Gandia y Global Omnium se han comprometido a colaborar para sumar fuerzas en la lucha contra el COVID 19. Así, se tomarán muestras durante los próximos 15 días en puntos significativos de la red de alcantarillado, y cuando se tengan los resultados se pondrán a disposición de la autoridad sanitaria siempre que sean requeridos. Los costes de esta actividad serán asumidos íntegramente por Global Omnium.

Este método, GOAnalytics, se presentó oficialmente días atrás al presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, en la ciudad de València. Gandia contará con esta herramienta, así como Javea, Calp, Morella, Oropesa y Sagunto, todas ellas en la Comunitat Valenciana, que apuestan por implantar este sistema. GOAnalytics es una herramienta que se desarrollado conjuntamente por los laboratorios de Global Omnium y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Este sistema se enmarca en las medidas higiénico-sanitarias y en las numerosas acciones de lucha contra el COVID-19 que se están desarrollando desde el principio de la pandemia.

La alcaldesa de Gandia, Diana Morant, ha agradecido a Global Omnium “la magnífica oportunidad” a la hora de poner en marcha esta tecnología “que pretende cuidar de nuestra ciudad a través de la detección temprana del COVID-19”, y a través de la cual “podremos avanzarnos a la aparición de posibles nuevos brotes y focos de infección”. Morant ha explicado que Gandia, como ciudad y como destino turístico importante, apuesta por ofrecer servicios “haciendo prevalecer siempre la seguridad sanitaria”, por lo cual es “esencial incorporar este sistema de vanguardia”, el cual favorecerá la toma de decisiones “al saber qué pasa en nuestra red de alcantarillado”.

Por su parte, el consejero delegado de Global Omnium, Dionisio García, ha explicado que este sistema es “muy interesante como señal de alarma”, ya que permitirá focalizar mejor los problemas y detectar zonas de contagio. Para García, Gandia “ha hecho bien los deberes, por lo que presenta una incidencia baja”, pero -ha añadido- que siempre es importante estar alerta ante posibles rebrotes. Tal y como han explicado desde Global Omnium, el coronavirus deja un rastro genético (ARN) que se mantiene en el cuerpo de los infectados durante 20 días: “Este ARN es expulsado mediante heces y otros métodos de secreción, con lo que llega a las redes de saneamiento desde el primer día de la infección, aunque el paciente ni siquiera tenga síntomas o sepa que está infectado, es decir, sea asintomático”.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus