31 de enero, 2020 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Aqualia ha firmado con el grupo saudí Haaco la compra del 51% de Qatarat, la sociedad concesionaria de la planta desaladora del aeropuerto internacional de Jeddah, en la costa del Mar Rojo. El acuerdo incluye, además, el 51% de las acciones de Haaisco, la filial de Haaco encargada de la operación y mantenimiento de varias desaladoras en Arabia Saudita.  Con estas dos adquisiciones Aqualia aumenta su capacidad de desalación y refuerza su presencia en Oriente Medio, donde ya presta servicio a más de 1,5 millones de personas.

Aqualia acaba de adquirir el 51% de la sociedad de proyecto Qatarat Saqia Desalination Company Ltd (en adelante, Qatarat), al grupo saudí Haji Abdullah Ali Reza and Co. Ltd. (Haaco). Qatarat gestiona la desaladora del aeropuerto internacional King Abdulaziz de Jeddah, en la costa del Mar Rojo. El acuerdo alcanzado entre ambas empresas se completa con la compra a Haaco de otro 51% de la sociedad Haji Abdullah Ali Reza Integrated Services Ltd. (Haaisco). Se trata de la filial de Haaco encargada de la operación y mantenimiento de varias desaladoras en Arabia, entre las que se encuentra la gestionada por Qatarat.

La autoridad civil de aviación saudí (Gaca), que gestiona los aeropuertos en Arabia, adjudicó en 2007 a un consorcio liderado por Haaco el proyecto para construir, financiar y operar en régimen de concesión durante 20 años esta crítica infraestructura. Aqualia adquiere ahora el porcentaje mayoritario de este negocio y continuará con la gestión del contrato en vigor hasta el 2029. La desaladora dispone de una capacidad de producción de 42.500 m3 de agua potable al día y cuenta con seis bastidores de ósmosis inversa de primer paso y otros dos de segundo para ofrecer dos calidades de agua, en función de las distintas necesidades del aeropuerto.

Haaisco opera y mantiene igualmente otras dos desaladoras en este país del Golfo: la de agua de mar de Kaust University en Thuwal y la planta de MSF (evaporación multi-etapa) de Rabigh, con 52.250 m3 y 10.000 m3 de producción diaria respectivamente. Aqualia, que consolidará ambos negocios en sus cuentas globales, se refuerza notablemente en la región y aumenta su capacidad de desalación en más de 100.000 m3/día.


Presencia de Aqualia en Medio Oriente

Aqualia trabaja en Oriente Medio desde 2011. En Riyadh, la capital de Arabia Saudita, desarrolló durante cinco años un importante proyecto para optimizar la red de suministro de agua de la ciudad permitiendo ofrecer un mejor servicio a más de 3 millones de habitantes. En este mismo país, Aqualia también lleva a cabo actualmente la administración de los servicios afectados de las obras del metro de la capital (también implementadas por el grupo FCC) y ha operado y mantenido las plantas de tratamiento de aguas residuales de Hadda y Arana, en la ciudad de La Meca, con medio millón de habitantes servidos.

En el Emirato de Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos), la compañía también gestiona la operación y el mantenimiento de la red de saneamiento y tratamiento de aguas residuales en la zona este del emirato, que incluye la ciudad de Al Ain y áreas remotas, con una población de más de 650.000 habitantes, así como la operación y mantenimiento del sistema de saneamiento de Abu Dabi capital y las islas adyacentes de Al Reem, Al Maryah y Al Saadiyat, con otros 630.000 habitantes atendidos.

Además de esto, Aqualia fue elegida en 2014 para administrar el sistema de saneamiento en Al Dhakhira (Qatar) durante 10 años, atendiendo a una población de más de 200.000 habitantes.
Por último, en Omán la compañía española gestiona, en Joint Venture con la sociedad omaní Majis, todas las instalaciones hídricas del puerto de Sohar y su zona franca, el área portuaria más grande del Sultanato.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus