23 de diciembre, 2019 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

La Entidad de Saneamiento y Depuración de la Región de Murcia (Esamur) ha adjudicado el contrato de explotación de las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) del Noroeste, que supone un total de 20 plantas que engloban todas las instalaciones de depuración de los municipios de Bullas, Caravaca, Cehegín y Moratalla.

El nuevo contrato ha comenzado el 1 de diciembre y tiene una duración máxima de cinco años. El importe anual de adjudicación es de 9.396.620,30 € IVA incluido, al que se le suma una serie de trabajos adicionales que realizará la empresa adjudicataria, por un importe de 2.609.407,52 € a realizar durante los tres primeros años.

Estos trabajos que redundarán en la mejora y fiabilidad de las instalaciones, consisten en mejoras generales, nuevos equipamientos, inversiones de optimización energética, desarrollo de nuevas tecnologías e investigación, potenciación de los tratamientos terciarios para obtener un agua depurada de mayor calidad y optimizar la gestión de aguas de lluvia. Medidas enfocadas para mantener y conservar las instalaciones con objeto de alargar la vida útil de obra civil y equipos.

El nuevo contrato que tiene como objeto la explotación y el mantenimiento de las instalaciones de depuración del Noroeste, supone una inversión de 11.481.246,10 € que pone de manifiesto el papel referente de la Región de Murcia en materia de saneamiento y depuración de aguas residuales.

La Comunidad cuenta así con los sistemas más avanzados en tratamiento de aguas residuales, cuyo prestigio es reconocido a nivel nacional y europeo, siendo la Región de Murcia líder en esta materia.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus