28 de septiembre, 2018 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

El Ayuntamiento de Terrassa y Mina, Aigües de Terrassa han llegado a un acuerdo que facilita la continuidad del servicio de abastecimiento de agua en las mejores condiciones y para garantizar la calidad en su prestación con el nuevo modelo de gestión pública de el agua a partir del próximo 10 de diciembre de 2018, día en que la prórroga forzosa de la concesión del servicio a Mina habrá llegado a su plazo y a partir del cual el servicio se gestionará mediante la Entidad pública Terrassa Cicle de l´Aigua EPEL.

Con este objetivo, el Ayuntamiento de Terrassa se compromete a analizar el uso de bienes y servicios de los que Mina dispone, y que pueden ser de interés para la EPEL a la hora de asumir la gestión del servicio, al tiempo que Mina se compromete a rebajar el nivel de judicialización del expediente de aprobación del nuevo modelo de gestión pública, que ha sido recurrido por la vía contencioso-administrativa por parte de Mina, y a colaborar lealmente en el traspaso del servicio.

El alcalde de Terrassa, Alfredo Vega, valora muy positivamente que "se haya podido establecer un diálogo con Mina para acordar el traspaso del servicio a la entidad pública" y confía "que este acuerdo abre una nueva etapa de relaciones que permita rebajar el nivel de judicialización del nuevo modelo de gestión pública".

Más concretamente, el Ayuntamiento y Mina han acordado una fórmula de colaboración público-privada, que está abordando las condiciones del contrato de alquiler de las aplicaciones informáticas de Mina, necesarias para una óptima gestión del servicio, de las actuales oficinas de atención al usuario ubicadas en la calle Societat, de los almacenes e instalaciones, así como otras dependencias, aspectos que facilitan la correcta e inmediata continuidad del servicio. El contrato se plantea por una duración de 5 años y se está estudiando su coste de acuerdo con los precios del mercado. También se ha acordado que la EPEL adquirirá los caudales de agua de los minados y pozos de titularidad de Mina, que representan aproximadamente un 10% del agua suministrada a Terrassa. Y se garantizan los puestos de trabajo y las condiciones laborales de todo el personal de Mina.

Aparte de estos servicios que se quieren contratar a Mina, la EPEL trabaja intensamente para hacer efectivo el traspaso del servicio y se está preparando la contratación para dar continuidad a todos los suministros, obras y servicios necesarios para el funcionamiento del servicio. También se está desarrollando el proceso de diseño de la imagen gráfica y el nombre de la EPEL, aspectos que, en su conjunto, deberán garantizar el traspaso del servicio sin ninguna incidencia y que la gestión se haga con los máximos niveles de calidad, eficiencia, eficacia y sostenibilidad social, medioambiental y económica

Mina también se compromete a seguir aportando su conocimiento yexperiencia para que, ante la nueva etapa que se abre, el servicio se siga prestando con las mismas garantías y condiciones. Marià Galí, presidente de Mina, se ha mostrado "satisfechopor el acuerdo y agradece al Ayuntamiento los esfuerzos realizados para alcanzarlo y garantizar así la continuidad del servicio respetando los acuerdos municipales y lo smás de 175 años de Mina al servicio de la gestión del agua a Terrassa". Mina considera que esta colaboración revertirá en beneficio del servicio y la ciudadanía de este municipio, satisfecha con la actual gestión según las encuestas de opinión realizadas por la compañía. Mina, Aigües de Terrassa continuará prestando el servicio en los otros municipios donde opera: Viladecavalls, Ullastrell, Rellinars y Vacarisses.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus