13 de junio, 2018 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Aqualia, empresa gestora del ciclo integral del agua, y el Ayuntamiento de Badajoz han presentado, en las instalaciones de la estación de tratamiento de agua potable (ETAP) de Santa Engracia, los trabajos de modernización del telecontrol existente por unos nuevos equipos que incorporan los últimos avances tecnológicos.

La instalación del sistema de telecontrol de Badajoz comenzó en febrero y consta de tres fases:

  • La 1ª fase consiste en la renovación de los equipos existentes, correspondientes a la red de abastecimiento.
  • La 2ª fase consistirá en la sectorización y control de la calidad de la red de distribución de agua potable.
  • La 3ª fase abordará la instalación de equipos para el control de la red de saneamiento y vertidos.

Actualmente se encuentran en ejecución los trabajos de la primera fase, cuya finalización se espera a finales de 2018. La totalidad de estos trabajos cuenta con un presupuesto total en torno a los  700.000 €.

El sistema de telecontrol es una plataforma tecnológica compleja que utiliza los últimos avances en tecnologías informáticas, electrónicas y de telecomunicaciones, que proporcionan información del estado y condiciones de funcionamiento, de todas las infraestructuras básicas del sistema de agua, en relación a la cantidad y la calidad, que abarcan al Servicio municipal de Aguas de Badajoz, y pueblos de su entorno.

Está formado por un conjunto de instrumentos de medición continua, instalados en cerca de 1.000 km de redes de abastecimiento y saneamiento, y unas 50 instalaciones entre las distintas estaciones de tratamiento (ETAP), depósitos de almacenamiento de agua, depuradoras de residuales (EDAR), estaciones de bombeo y rebombeo, además de diversa instrumentación hidráulica, necesaria, para el control de caudales presiones, calidad del agua y vertidos. Es una infraestructura necesaria para abastecer una media de 35.000 m3 de agua al día, a algo más de 170.000 habitantes de 13 municipios.

Todos los receptores instalados en las instalaciones e infraestructuras transmiten datos que son recibidos en el centro de control, ubicado en la ETAP Santa Engracia, donde el personal de Aqualia controla y vigila las 24 horas del día, los 365 días del año. Estos datos recibidos son analizados. También se identifican las zonas donde es necesario actuar. Para ello, se dispone de una gran pantalla en la que visualizan la información que llega desde las estaciones remotas, y a partir de la cual se controla el caudal, la presión, la apertura y cierre de válvulas, el funcionamiento de las bombas, los niveles de agua en los depósitos de regulación, los consumos eléctricos, el estado de funcionamiento de los equipos electromecánicos de las instalaciones, los parámetros de la calidad del agua abastecida, las alarmas de inundación e intrusismo y los fallos de comunicación o de
alimentación, entre otros.

En el acto de presentación, Francisco García, del departamento técnico de Aqualia, realizó una demostración del telecontrol, junto a Francisco Javier Fragoso, alcalde de Badajoz. Por parte del ayuntamiento también ha asistido Francisco Javier Gutierrez, concejal de Aguas, mientras que de Aqualia estaban Francisco Blanco y Felipe Becerra, gerente y director del Servicio de Badajoz, respectivamente.

Durante la presentación, Francisco García ha explicado que los beneficios derivados de esta moderna tecnología son "la optimización de la gestión del servicio, ya que disponemos de una información exhaustiva del estado de las instalaciones, lo cual evita posibles pérdidas de agua por fugas y una mayor rapidez de actuación ante cualquier incidencia, así reducirá el tiempo de afección a los vecinos y optimizará la gestión de los recursos humanos". Asimismo, el telecontrol contribuye a la conservación del medio ambiente y al aseguramiento de la calidad del agua suministrada, detectará automáticamente vertidos de aguas residuales o sustancias peligrosas, disminuye el consumo energético y alarma sobre las fugas de agua. Además, buscando la excelencia en la calidad del servicio ofrecido a los ciudadanos, se incluirá una mejora en la comunicación de incidencias a través de la app Smartaqua.

Con la presentación de la renovación de estas nuevas tecnologías, Aqualia y el Ayuntamiento de Badajoz ponen de relieve su implicación con la ciudad y su interés por incorporar las mejoras técnicas más innovadoras que aumenten la calidad de vida de los ciudadanos.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus