16 de enero, 2018 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

En los últimos días Aqualia ha conseguido dos nuevos contratos en Tatinoamérica: la depuradora de Arraiján, en Panamá; y la desaladora de Guaymas, en México. Ambos contratos suponen un afianzamiento de la posición de Aqualia en la zona LATAM. Entre los dos proyectos suman una cartera cercana a los 200 millones de euros.

La depuradora de Arraiján es el primer contrato de Aqualia en Panamá. El Ministerio de Salud de Panamá ha elegido la propuesta de Aqualia para el diseño, construcción, operación y mantenimiento de la planta de tratamiento de aguas residuales de Arraiján Este. El proyecto, valorado en cerca de 85 millones de euros, prestará servicio a 130.000 habitantes del distrito de Arraiján, en la zona centro-oeste de la provincia de Panamá y mejorará sus condiciones de vida.

El contrato incluye el diseño de la primera etapa de la planta de tratamiento de aguas residuales con una proyección para el año 2050 y capacidad para tratar 86.400 m3/día (1 m3/s) en cinco módulos de tratamiento de lodos activados y digestión anaerobia. Aqualia se encargará de la construcción, y de la operación y mantenimiento de la primera etapa con tres módulos de tratamiento con capacidad 53.568 m3/día (0,62 m3/s) durante un plazo de 10 años.

Adicionalmente la compañía realizará el diseño, construcción del Sistema Troncal y sus interconexiones con las redes existentes, así como la operación y mantenimiento por 10 años del Sistema Troncal y red de alcantarillado sanitario de Burunga y Arraiján Cabecera. La actuación forma parte del plan del Ministerio de Salud para mejorar el saneamiento del Sector Burunga y Arraijan, área que cuenta con un bajo nivel de alcantarillado y tratamiento de aguas servidas.

Por otra parte, Aqualia llevará a cabo la planta desaladora de Guaymas, en el estado mexicano de Sonora, que incluye el diseño, equipamiento, construcción y puesta en marcha, así como la operación y mantenimiento por un periodo total de 20 años. La Comisión Estatal del Agua del Estado de Sonora, en México, ha seleccionado la oferta de Aqualia, por sus aspectos técnicos y económicos. El proyecto supone una cartera total de en torno a 110 millones de euros.

La desaladora de Guaymas prestará servicio a cerca de 100.000 habitantes equivalentes de los municipios de Guaymas y Empalme, localidades situadas en el Golfo de California, en el Estado de Sonora, en México. La nueva infraestructura, una vez en servicio, producirá hasta 18.000 metros cúbicos al día. La planta dispondrá de un sistema de pozos profundos de agua de mar, filtración y microfiltración, ósmosis inversa, remineralización e impulsión a la red de distribución.

Con este contrato, que Aqualia se ha adjudicado por delante de otros tres consorcios que se han presentado al concurso, la compañía del grupo FCC desarrollará su tercer proyecto BOT (Construcción, Operación y Traspaso o Build, Operate, Transfer por sus siglas en inglés), en el país azteca. Guaymas supone, además, la cuarta planta desaladora desarrollada por Aqualia en Latinoamérica, después de los proyectos de Candelaria, Sierra Gorda y Huechún, en Chile bajo la modalidad EPC (Ingeniería, Abastecimiento y Construcción o Engineering, Procurement and Construction por sus siglas en inglés) y, en algún caso, con Operación y Mantenimiento.

La desalación es una interesante opción para abastecer a la población de agua potable es en áreas donde no hay otras alternativas viables. En este sentido Aqualia posee una amplia experiencia en la construcción y gestión de este tipo de infraestructuras, ya que ha participado en múltiples proyectos de este tipo.

 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus