30 de noviembre, 2017 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

La empresa J.Huesa ha instalado un sistema de nanofiltración en una planta de aporte de agua a procesos para una empresa de fabricación de zumos envasados, a la cual le surgió la necesidad de asegurar la calidad de agua de su proceso de producción.

La nanofiltración es un proceso relacionado con la presión durante el cual ocurre una separación basada en el tamaño molecular. Las membranas so las encargadas de producir la separación. La técnica es principalmente aplicada para la eliminación de sustancias orgánicas, tales como micro contaminantes e iones multivalentes. Las membranas de nanofiltración retienen moderadamente las sales univalentes.

La nanofiltración es una tecnología de filtración de flujo cruzado. El tamaño del poro de la membrana es de aproximadamente 1 nanómetro. Los Nanofiltros también eliminan menos iones monovalentes que ósmosis inversa (aproximadamente el 50-90%). Esto permite a la membrana eliminar la dureza del agua y reduce un poco el contenido total de sólidos disueltos.

La empresa de zumos solicitó la fabricación de un sistema de nanofiltracion para un consumo de 50 m3/h, con un aseguramiento de calidad de agua tratada inferior a 20 microsiems. El sistema está integrado por un sistema de bombeo de media presión (no necesita una presión superior a los 6 kg/cm2) y membranas tubulares de nanofiltracion.

 

Ventajas de una planta de tratamiento de agua de aporte

Las ventajas de los equipos de tratamiento de agua fabricada por J.Huesa son:

  • Disponer de una solución personalizada y totalmente adaptada a las necesidades del cliente, con equipos versátiles y de alta eficiencia, para poder comenzar a operar en su producción.
  • El sistema de control permite el funcionamiento automático de las instalaciones con la máxima fiabilidad, hasta 24 horas al día y con la mínima supervisión. Del mismo modo, facilitará al personal encargado de la explotación y gestión de la planta toda la información precisa para conocer el estado de la misma y permitirá que se pueda actuar sobre el proceso.
  • Obtener un agua de alta calidad para los diferentes usos, así como una rebaja considerable en el consumo y coste de agua de red. En cuanto a los elementos fungibles de las instalaciones, son escasos, reduciéndose a cartuchos filtrantes de la ósmosis y productos químicos de la ósmosis y regeneración del desmineralizador.
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus