20 de septiembre, 2017 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

El presidente de la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS), Fernando Morcillo, ha participado en Mérida en las III Jornadas ´Agua motor de empleo y sostenibilidad social´, organizadas por la Federación de Industria y de los Trabajadores Agrarios de la Unión General de los Trabajadores (FITAG-UGT), en colaboración con la Asociación Española de Empresas Gestoras de los Servicios de Agua Urbana (AGA). En ellas ha defendido el modelo español de gestión de los servicios de agua urbana, el cual lo ha definido como "muy equilibrado, tecnificado y consolidado, donde el 34% de la población es abastecida por entidades públicas, el 34% por empresas privadas, el 22% por empresas mixtas y el 10% por servicios municipales". Asimismo, ha resaltado que el empleo el sector del agua urbana es estable y cualificado, con 26.800 empleos directos.

 

Durante su intervención, Fernando Morcillo ha defendido el modelo español de gestión de los servicios de agua urbana, definiéndolo como muy equilibrado, tecnificado y consolidado, donde se comparten experiencias tanto públicas, como privadas o mixtas y en el que, dada la actual coyuntura, se debe profundizar en las colaboraciones público-privadas, buscando la óptima prestación de este servicio público vital. En ese sentido, el presidente de AEAS ha señalado que, en España, el 34% de la población es abastecida por entidades públicas, el 34% por empresas privadas, el 22% por empresas mixtas y el 10% restante por servicios municipales.

Asimismo, el presidente de AEAS ha recordado que la titularidad del agua es pública y que su competencia es municipal, correspondiendo a cada ayuntamiento la elección del modelo de gestión que más se adapte a sus necesidades. Para ello, deberían primar los criterios de protección de los intereses generales de la ciudadanía, la sostenibilidad y la eficiencia.

Además, Fernando Morcillo ha trazado una pequeña radiografía del sector del agua urbana, donde el empleo es estable y cualificado, y cuenta con 26.800 empleos directos. En cuanto al número de empleados fijos la cifra se sitúa en 24.811 repartido entre abastecimiento, 65% del total; alcantarillado, el 14%; y depuración, el 21%. El personal eventual conforma el 7% de media de las plantillas de los operadores de agua. El 17% del personal es titulado superior o grado medio. Además, el presidente de AEAS ha destacado que los servicios de agua urbana en España están a la cabeza de Europa en tecnificación. Los operadores han introducido múltiples mejoras y aplican las más modernas tecnologías en todos y cada uno de los multidisciplinares aspectos que deben gestionar.

Por último, Morcillo ha señalado los principales retos a los que se enfrenta el sector en los próximos años, entre los que se encuentran la necesidad de realizar un esfuerzo inversor sostenido, particularmente en la renovación de infraestructuras; el avance en la recuperación de costes, según establece la Directiva Marco del Agua; y el establecimiento de un esquema o marco armonizado de regulación. Además, ha añadido que se debe favorecer y acrecentar la incorporación de la tecnología y la innovación, lo que también asegurará la consolidación del liderazgo de las entidades y empresas españolas en la actividad internacional.

Durante este encuentro se abordaron, entre otros, temas relacionados con modelos de gestión, regulación, derecho del agua, normativa laboral y negociación colectiva, así como aspectos ligados al marco regulatorio y a la sostenibilidad social.


Demandas del sindicato

Entre las principales conclusiones de este encuentro UGT-FICA demandó el establecimiento de un marco regulatorio único de carácter estatal para el sector del agua, que facilite una clarificación, ordenación y homogeneización de criterios que, basados en la mejora de la eficiencia, permitan lograr una mayor estabilidad laboral y transparencia para mejorar los niveles de calidad de los servicios en beneficio de los ciudadanos. Asimismo, el sindicato defendió una gestión integral del agua que permita un acceso generalizado a la misma, ya que se trata de un recurso básico para la vida y esencial para el desarrollo económico y social de cualquier país.

Un vez más, la jornada puso de manifiesto la responsabilidad que tiene la administración pública en la elección de un adecuado y eficiente modelo de gestión de los servicios de agua urbana, ya que de ello dependerá que el servicio prestado a los ciudadanos sea lo mejor posible. Corresponde a la administración pública competente elegir si el servicio público de agua debe ser gestionado por operadores de carácter público, privado o mixto y su finalidad primordial debería ser la eficacia del servicio, independientemente del modelo de gestión.

En ese sentido, UGT-FICA insistió en la necesidad de que se tutele la gestión del ciclo integral del
agua urbana para evitar que las decisiones políticas de externalizar o remunicipalizar el servicio terminen repercutiendo en los trabajadores, y reiteró su apuesta por la colaboración público-privada. Esta colaboración se enmarca dentro del acuerdo firmado entre AGA y FiTAG-UGT, el 19 de abril de 2016, que recoge una serie de puntos de interés común en los que ambas organizaciones se comprometen a colaborar coordinadamente dentro de sus ámbitos de actuación.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus