13 de mayo, 2016 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) ha formalizado el acta de entrega de las plantas desaladoras de Ciudadela (Menorca) y de Santa Eulalia (Ibiza) con la Agencia Balear del Agua y de la Calidad Ambiental del Gobierno de las Islas Baleares. Con este acuerdo, ambas Administraciones siguen avanzando para dar respuesta a las demandas de agua de ambas islas. La agencia autonómica se ocupará, a partir de ahora, de la explotación, mantenimiento y puesta en marcha de las instalaciones, que continuarán siendo de titularidad estatal.

El acuerdo alcanzado entre el Magrama y el Gobierno balear, suscrito por la directoral general del Agua del Ministerio, Liana Ardiles, y por la directora general de Recursos Hídricos de Baleares y vicepresidenta de la Agencia Balear del Agua de la Calidad Ambiental, Joana Garau, permite poner en valor la inversión en desalación realizada en Baleares y supone un gran avance de cara a garantizar el suministro de agua a los residentes y a los miles de visitantes que acogen las Islas.

Ya a mediados del pasado mes de febrero el Ministerio puso ambas infraestructuras a disposición del Gobierno balear para su explotación y puesta en servicio, tras la suscripción de las actas de reconocimiento e inspección, concluyendo el proceso con la entrega que hoy han formalizado ambas partes. Antes, el pasado mes de diciembre, el Gobierno de España desbloqueó la situación de las desaladoras de Menorca e Ibiza, después de muchos meses de trabajo, al resolver los contratos de concesión de ambas infraestructuras, asumiendo un coste de más de 44,7 millones de euros correspondiente al pago de la indemnización por la liquidación de ambos contratos.

La administración del Estado, tras años de trabajo y negociaciones iniciadas con el anterior Gobierno balear, ha puesto fin así a un problema enquistado que estaba impidiendo mejorar el abastecimiento de un buen número de ciudadanos, y que permite poner en funcionamiento las desaladoras para paliar los problemas actuales de escasez.

 

Capacidad de las desaladoras

La planta desaladora de Santa Eulalia, destinada al abastecimiento del municipio de Santa Eulalia del Río y de otras poblaciones de la isla de Ibiza, tiene una capacidad máxima de 4,9 hectómetros cúbicos al año. La desaladora de Ciudadela, por su parte, se destina al abastecimiento de Ciudadela y de otras poblaciones de la isla de Menorca, y tiene una capacidad máxima de 3,5 hectómetros cúbicos al año. Ambos recursos contribuirán a garantizar el abastecimiento de la población local y el turismo, además de contribuir a reducir la presión sobre los acuíferos de Baleares.

El Ministerio, asimismo, ha avanzado que sigue trabajando para completar a lo largo de este año la ejecución de las arterias generales de la ciudad de Ibiza y de su entorno. Este proyecto contempla instalar cuatro tramos de conducciones para la distribución pública de agua procedente de las plantas desaladoras de Ibiza (incluida Santa Eulalia), bombeos y nuevos depósitos a través de los territorios municipales de Sant Antoni de Portmany, Eivissa, Sant Josep, Santa Eulària des Riu y Sant Joan de Labritja.

Las obras, adjudicadas en 2009, han sufrido diversos retrasos, pero tras la firma de la modificación del contrato (junio 2015) en marzo de este año se reiniciaron los trabajos. El Gobierno de España aprobó una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado de 2016 de 3,4 millones de euros, que permitirá completar este año las obras, al incrementarse esta partida de los 1,08 millones previstos inicialmente a los 4,48 millones actuales. En todo caso, para hacer posible su completo funcionamiento, es necesario llevar a cabo la conexión entre la desaladora de Santa Eulalia-Ibiza y las arterias, actuación cuya ejecución no corresponde al Ministerio.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus