20 de abril, 2015 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Abengoa, compañía internacional que aplica soluciones tecnológicas innovadoras para el desarrollo sostenible en los sectores de energía y medio ambiente, ha inaugurado la planta desaladora Accra Sea Water en Ghana. Este proyecto es el primero de este tipo en el país africano, así como en toda la región del oeste de África.

La planta, que comenzó a producir agua potable hace dos meses, es capaz de producir 60.000 metros cúbicos de agua potable al día, es decir, la cantidad suficiente para abastecer a los 500.000 residentes de Accra y sus alrededores. El agua desalada será vendida a Ghana Water Company Limited bajo un modelo de construcción propia, operación y transferencia (BOOT) durante los próximos 25 años para su distribución a los hogares y a las empresas. Se espera que el proyecto cree aproximadamente 400 puestos de trabajo entre directos e indirectos con un pronóstico de ingresos de alrededor de 1.300 millones de dólares durante esos 25 años.

Representantes políticos y civiles de todo el país han asistido a la ceremonia de inauguración, siendo un ejemplo más de la importancia del proyecto. De hecho, el presidente de Ghana, John Dramani Mahama, ha sido uno de los muchos asistentes que ha elogiado la planta por los resultados que este suministro continuo y seguro de agua tendrá para la región. Manuel Sánchez Ortega, vicepresidente y consejero delegado de Abengoa, ha señaló que "es un honor poder trabajar con Ghana en su camino hacia la sostenibilidad y el desarrollo socioeconómico. Este proyecto es el ejemplo perfecto del compromiso de Abengoa con la lucha contra la escasez de agua en aquellos lugares aquejados con problemas de abastecimiento. Estoy convencido de que esta planta servirá de inspiración a otros países de la región gracias a su modelo único de desarrollo así como la aplicación de la más moderna tecnología".

Las plantas desaladoras de Abengoa están distribuidas por todo el mundo y se pueden localizar en países como Argelia, Estados Unidos, España, China, Chile o India, entre otros. Más de 230 millones de personas en el mundo dependen diariamente del agua desalada ya que se trata de una fuente alternativa que permite garantizar un suministro que se ajusta a los estándares de seguridad de la Organización Mundial de la Salud. Proyectos como la planta desaladora Accra Water son un testimonio del compromiso de Abengoa para proporcionar agua potable a aquellas zonas del mundo que padecen problemas de escasez de este recurso.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus