28 de agosto, 2014 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Una de las zonas que más sufre la escasez de agua dulce son las Islas Canarias. La insuficiencia de precipitaciones anuales en el archipiélago provoca un notable estrés hídrico y favorece los procesos de desalinización para producir agua potable. A día de hoy, el archipiélago canario cuenta con unas 330 desaladoras y, en las islas más orientales de Lanzarote y Fuerteventura, el 100% del consumo del agua proviene de la desalinización. En el caso de Tenerife, la isla más visitada del archipiélago, el agua dulce es crucial para sus habitantes y para los más de 5 millones de visitantes anuales, así como también para los hoteles, restaurantes, transporte e instalaciones de ocio. Debido a la escasez de este recurso, algunos hoteles recurren a la desalinización del agua de mar con el objetivo de contar con agua de alta calidad para sus operaciones. Este es el caso del hotel Gran Meliá, un establecimiento de lujo que, gracias a Dow Water and Process Solutions, asegura el confort de sus huéspedes recurriendo a la innovación. 

El agua es un elemento indispensable para el bienestar y el desarrollo económico en todo el mundo. Sin embargo, la disponibilidad de agua dulce varía entre países y regiones, lo que implica el uso de tratamientos diferentes con la finalidad de obtener el agua suficiente para una gran variedad de usos, desde agua potable para uso municipal hasta agua ultra pura para la producción de componentes electrónicos. Este es el caso de Dow Water and Process Solutions y su actuación en el hotel Gran Meliá de Tenerife, que ha recorrido a la innovación para asegurar agua y confort para sus usuarios y clientes en una zona afectada por la escasez de agua a través del uso de tratamientos de desalinización.

Según la infografía adjunta: 

  • El hotel Gran Meliá trata más de 1.600 litros de agua al día.
  • El 40% de los litros tratados se convierten en agua potable.
  • El Gran Meliá se abastece de agua de mar y la desala utilizando los elementos con diseño híbrido Dow Filmtec y Dow Filmtec Seamaxx de Dow Water & Process Solutions.
  • El agua resultante tiene múltiples usos, como por ejemplo piscinas, cocinas, duchas o centros de spa.

Los elementos de ósmosis inversa Dow Filmtec Eco han sido diseñados para la desmineralización del agua industrial y a la reutilización de aguas residuales, ayudando a reducir en hasta un 30% el consumo de energía y en hasta un 40% la retención de sales, en comparación con los elementos de ósmosis inversa estándar. Además de proporcionar mayor resistencia a la incrustación, desempeño de flujo y rechazo de sales en aguas industriales, la utilización de esta nueva tecnología implica un menor impacto ambiental y una mayor simplicidad en el proceso.

Por su parte, los elementos para desalinización de agua de mar por ósmosis inversa Dow Filmtec Seamaxx ayudan a reducir en alrededor de un 10% la energía necesaria para convertir el agua de mar en agua potable. Su química avanzada permite reducir la presión y el consumo de energía por debajo de cualquier otro producto existente para la desalinización de agua de mar por ósmosis inversa.

Dow Water and Process Solutions, con su amplia cartera de resinas de intercambio de iones, membranas de ósmosis inversa y membranas de ultrafiltración, ayuda por tanto a que el agua sea más segura y accesible, a que los alimentos tengan mejor sabor, a que los productos farmacéuticos sean más efectivos y a que las industrias sean más eficientes, entre ellas las del sector hotelero tal y como se comprueba en la infografía a descargar.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus