12 de diciembre, 2016 Artículos Técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

Conocidos los graves problemas que causan en las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) el bulking o desarrollo excesivo de microorganismos filamentosos y las dificultades que suponen su eliminación, en este artículo desarrollado por Acciona Agua se presenta una solución sencilla y de bajo coste para controlar el desarrollo de una filamentosa muy común en las EDAR, Microthrix parvicella, basándose en el metabolismo de la misma.

En la EDAR de estudio la filamentosa que crece por excelencia es Microthrix parvicella, favorecida por el trabajo a baja carga másica y un medio-bajo contenido de materia orgánica en el influente. Este filamento causa serios problemas, tanto en el reactor, con la generación de espumas marrones viscosas, como en los clarificadores, con escapes de los fangos que quedan flotando en la superficie de los mismos, empeorando el aspecto visual de los mismos y la calidad del efluente.

Esta filamentosa está unida al histórico de la depuradora desde la puesta en marcha de su reactor biológico
en el año 1994. En un principio, la primera medida que se tomó para frenar su desarrollo fue la de bajar la edad de fango, pero existía un límite, pues no se podía bajar la edad de fango por debajo de 8 días, sobre todo en la estación invernal,ya que se alteraba el proceso de nitrificación incumpliendo las garantías de nitrógeno en el agua tratada. Otra medida que se tomó fue la cloración, aunque el microorganismo presentaba una gran resistencia al cloro.

Finalmente, las actuaciones realizadas para el control de Microthrix parvicella consisten en la dosificación de fango espesado por gravedad en la recirculación externa del reactor biológico, tal y como se explica en el artículo.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus