Publicidad

Empresas Premium

7 de febrero, 2014 Procesos y Sistemas comentarios Bookmark and Share
< Volver

La filosofía de mejora continua ha permitido a Iproma optimizar todos sus procesos de alto valor añadido. Para ello cuenta con Lean Manufacturing, un modelo de gestión enfocado a la creación de flujo para poder entregar el máximo valor para los clientes, utilizando para ello los mínimos recursos necesarios. En este artículo se explica, precisamente, el proyecto de implantación de esta estrategia.

Ampliamente implantado en el sector productivo industrial, especialmente en el sector de la automoción, el Lean Manufacturing orienta su estrategia a la eliminación de operaciones sin valor añadido (desperdicios). La estrategia
Lean procura la eliminación de estos desperdicios como clave para mejorar la productividad y la calidad del proceso.

Los principios clave de la filosofía Lean aplicados a un laboratorio son los siguientes:

  • Calidad perfecta a la primera: búsqueda de cero defectos, detección y solución de los problemas en su origen.
  • Minimización del despilfarro: eliminación de todas las actividades que no son de valor añadido, optimización del uso de los recursos escasos (capital, gente, equipos y espacio). Optimización de tandas de análisis.
  • Mejora continua: reducción de costes, mejora de la calidad, aumento de la productividad.
  • Flexibilidad: abordar una gran variedad de tipologías de servicios sin sacrificar calidad y eficiencia y mejorando los tiempos de cambio de procesos.
  • Construcción y mantenimiento de una relación a largo plazo con los proveedores y clientes tomando acuerdos para compartir el riesgo, los costes y la información.

Con esos objetivo, se realiza el nivel de control de los procesos en loslaboratorios de Castellón, Madrid, Sevilla y Galicia de Iproma.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus
Publicidad