8 de marzo, 2019 Productos Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Watts Industries Ibérica presenta su Serie Microflex de sistema de tuberías con preaislamiento, que consiste en un tubo principal aislado térmicamente y revestido por una cubierta de célula cerrada, adecuado tanto para sistemas de calefacción y refrigeración como para sistemas sanitarios.

El tubo principal PEX-a (hecho de polietileno reticulado) para sistemas de calefacción central está equipado con una barrera contra la difusión de oxígeno de acuerdo con la norma DIN 4726. Es adecuado para el transporte de numerosos tipos de fluidos, ofrece protección total contra la corrosión y está libre de CFC.


Campos de aplicación

  • Calefacción (distribución de agua caliente, suministro a edificios individuales, distribución dentro de edificios).
  • Redes locales de calefacción o calefacción urbana.
  • Agua sanitaria (distribución de agua potable y no potable).
  • Fuentes de energía renovable (bombas de calor, plantas de biogás y biomasa, producción combinada de calor y energía, combustibles de pellets, aplicaciones geotérmicas).
  • Aplicaciones especiales (transporte de productos químicos, industria alimentaria, sistemas de refrigeración, piscinas, centros deportivos).

 

Características

  • Versatilidad.
  • Barrera contra la difusión de oxígeno según Norma DIN 4726.
  • Peso reducido.
  • Protección total contra la corrosión.
  • Producción con bajo impacto medioambiental.
  • Exento de mantenimiento.
  • Larga vida útil.
  • Calidad superior.


Características técnicas

El tubo principal Microflex para el transporte de fluidos está fabricado en PEX-a, un producto que cumple con los estándares DIN 16892/16893 e ISO 15875. PEX-a significa polietileno (PE) reticulado, es decir, con formación de enlaces cruzados entre moléculas de PE. La molécula resultante es mucho más resistente a las temperaturas/presiones extremas y a los ataques químicos.

  • Propiedades térmicas. La vida útil estimada de la tubería depende en gran medida de una combinación de presiones y temperaturas. El tubo principal tiene un ciclo de vida estimado de 50 años, siempre que la temperatura y la presión se mantengan a un nivel constante y, por lo tanto, cumplan con los requisitos de la normativa ISO 15875. Deben tenerse en cuenta las amplias variaciones a las que están sujetos los valores de presión y temperatura. Durante el funcionamiento normal, las tuberías son capaces de soportar temperaturas de funcionamiento y presiones de 85°C/6 bar para sistemas de calefacción, y 85°C/10 bar para instalaciones sanitarias. Durante un corto período de tiempo, el material puede soportar una temperatura de 95°C.
  • Resistencia química. La mayoría de los productos químicos no alteran las características del tubo, incluso a altas temperaturas. Generalmente los materiales plásticos en contacto con sustancias químicas se exponen a alteraciones físicas, como la hinchazón o la disolución de polímeros, que modifican sus propiedades. Las tuberías de PEX-a (PE reticulado) son más resistentes que las tuberías de PE no reticulado gracias a los enlaces químicos de las cadenas de polímeros. Para la evaluación de la resistencia a diferentes sustancias, se consideró la alteración del comportamiento a la tracción y elongación. Generalmente, en un sistema de tubería presurizada, la resistencia a sustancias químicas desconocidas no es deducible de la experiencia basada en sustancias químicas conocidas. Por este motivo las tuberías deben ser puestas a prueba para detectar la resistencia a productos químicos desconocidos.
  • Alta resistencia a la abrasión. Las tuberías PEX-a ofrecen la máxima resistencia a la abrasión y vida útil. Las tuberías que transportan aguas residuales agresivas a velocidades relativamente altas no están sujetas a la corrosión interna.
  • Rugosidad de la tubería. Dada la extrema suavidad de su superficie interna, el tubo ofrece menor resistencia al flujo que las tuberías convencionales, lo que garantiza excelentes características de flujo con una pérdida de presión mínima y sin formación de incrustaciones.
  • Compatibilidad ambiental. Las tuberías PEX-a satisfacen los requisitos internacionales en materia de calidad del agua potable, tales como DVGW, WRAS y ACS (copia disponible bajo pedido). El tubo no altera ni el sabor ni el olor del fluido transportado y no es tóxico, resultando ideal para su utilización en muchos sectores de la industria alimentaria.
  • Barrera contra la difusión de oxígeno. La tubería principal PEX-a para calefacción central está equipada con una barrera contra la difusión de oxígeno (según DIN 4726) lo que asegura una vida más prolongada y la funcionalidad de los componentes ferrosos del sistema (bombas, válvulas, etc.).
  • Material aislante. El material aislante está fabricado en polietileno expandido reticulado microcelular. Además de excelentes propiedades aislantes, la estructura de célula cerrada del material garantiza una mínima absorción de agua. El material está libre de CFC.
  • Durabilidad. La estructura de célula cerrada del material garantiza el mantenimiento óptimo de la calidad, con un rendimiento de aislamiento constante durante toda la vida útil. El polietileno expandido reticulado con memoria de forma ofrece elasticidad permanente, asegurando las propiedades aislantes iniciales a lo largo del tiempo, incluso después de repetidas operaciones de enrollado, desenrollado y doblado del sistema. Las propiedades de aislamiento de larga duración hacen que el tubo Microflex sea extremadamente resistente al envejecimiento.
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus