20 de febrero, 2019 Productos Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Microcom presenta Nemos N200+, un avanzado datalogger en cuanto a la monitorización de la presión de línea. Esto se debe a un implementación muy eficaz energéticamente, que hace viable la medida de presión en continuo, a pesar de las restricciones que impone la alimentación a pilas.

Nemos N200+ es un dispositivo de adquisición de datos con comunicación GSM y alimentación a pilas concebido para su operación en arquetas y entornos susceptibles de inundación (grado de protección IP68). Cuenta con cuatro entradas digitales aptas para caudalímetro de pulsos, y dos analógicas.

En la concepción del Nemos N200+, la empresa Microcom se inspiró en el principio clásico de diseño ´la forma sigue la función´. Algunas de las características más originales del equipo son consecuencia de esta filosofía: la forma hexagonal y la disposición de la antena.

La configuración hexagonal permite instalar la tarjeta electrónica y dos packs de pilas dobles en el menor volumen posible. De esta manera, el Nemos N200+ contiene hasta cuatro veces más energía de lo habitual manteniendo un tamaño discreto.

El conector de antena en la parte superior aporta una gran versatilidad, permitiendo dos configuraciones: antena integrada o antena externa. La antena integrada de alto rendimiento garantiza una excelente cobertura en la mayoría de casos, quedando la opción de antena externa para aquellos casos que lo requieren. Un único modelo cubre todas la posibilidades.

Para la configuración y diagnóstico, el Nemos N200+ cuenta con comunicación bluetooth que permite llevar a cabo estas tareas cómodamente desde fuera de la arqueta evitando la necesidad de realizar este trabajo en espacios confinados.

La monitorización de la presión es configurable en dos modos:

  • Modo de bajo consumo. La presión se lee cada segundo generándose estadísticas de máximo, mínimo y promedio de cada periodo de registro y siendo la penalización en autonomía despreciable.
  • Modo de detección de transitorios. La presión se lee entre 8 y 128 veces por segundo en función de la configuración y gradiente de presión detectado, registrándose los transitorios de presión y golpes de ariete. La alta frecuencia de muestreo de 128Hz permite la captura de las presiones de pico con gran fidelidad.

Para más información: Nemos N200+.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus