13 de octubre, 2014 Productos Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Endress+Hauser lanza un nuevo sistema de análisis colorimétrico para la medida de amonio. Se trata de Liquiline CA80AM, un equipo que, junto a sus filtros de muestra, es apto para todos los puntos críticos del control de agua y el tratamiento de aguas residuales, pues combina una alta precisión de medida y un fácil mantenimiento del sistema.

El sistema Liquiline CA80AM utiliza el método de azul de indofenol, principio de medición colorimétrico estándar. Esto proporciona a los gerentes de planta la máxima seguridad y precisión en la medición de amonio. En comparación con las mediciones de laboratorio, el Liquiline CA80AM en línea ofrece valores más rápidamente, lo que permite una reacción rápida a las variaciones de cargas de amonio en la entrada y puesta a punto de los sistemas de aireación en el reactor. En la salida, el analizador ayuda a alcanzar los valores de amonio conforme con la normativa.

Reducción de la complejidad de instrumentación

El analizador está integrado a la plataforma Liquiline, que el personal de planta ya conoce de otros parámetros de análisis en línea, como el pH o la conductividad. El concepto de plataforma hace que sea posible actualizar el analizador a una estación de medición simplemente mediante la conexión de sensores Memosens. La tecnología Memosens también permite un control total de las muestras, acelerando la puesta en marcha y el funcionamiento.

Muestreo directo según las necesidades del proceso

Las preparaciones de muestras del sistema Liquiline son adecuadas para todos los puntos de control críticos de amonio. Liquiline CAT860 está perfectamente adaptado a las duras condiciones de entrada. Su sistema de limpieza automático (backflush), con solución de limpieza y purga de aire, previene el bloqueo del filtro cerámico. Liquiline CAT820 es la solución estándar para el tanque de aireación o la salida, y se puede adaptar de forma flexible a cualquier planta de tratamiento de aguas residuales.

Bajo consumo y mantenimiento

Los costes de operación de un analizador colorimétrico varían con el consumo de reactivos. Liquiline CA80AM está diseñado con un sistema de refrigeración inteligente y dispensadores ultra-precisos para la dosificación de reactivos. También ofrece funciones de limpieza y calibración automática. Esto garantiza la reducción del consumo y una vida útil del reactivo de hasta tres meses sin intervención. Además, los diagnósticos avanzados con acceso remoto ayudan a los gestores de planta a analizar y solucionar problemas de forma rápida. Esto reduce los costes de mantenimiento y los tiempos de parada.

Las ventajas de Liquiline CA80AM son:

  • Puesta en marcha rápida y fácil manejo del analizador gracias a la tecnología Memosens.

  • Ampliación a estación de medida simplemente con la conexión de sensores Memosens.

  • Diagnósticos avanzados y documentación del proceso con acceso remoto al analizador y filtro.

  • Ahorro en costes gracias al bajo consumo del reactivo y sin herramientas de mantenimiento.

  • Conforme a la normativa: Método de azul de indofenol - ISO 7150-1, DIN 38406-5 y GB 7481-87.

 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus