12 de abril, 2021 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

La Asociación Española de Empresas Gestoras de los Servicios de Agua Urbana (AGA), de la mano de su director general Enrique Hernández, ha participado recientemente en el encuentro ´Garantizando el ODS 6. Gestión Sostenible del Agua y Saneamiento´ organizado por la Asociación Española para la Calidad (AEC). En esta reunión, AGA defendió la necesidad de un PERTE específico de agua, además de asegurar que el sector garantiza la sostenibilidad, el empleo de calidad y el desarrollo de los municipios.

En este nuevo encuentro del Canal AEC, directivos y líderes de organizaciones referentes en la gestión del agua compartieron casos de éxito, buenas prácticas y las oportunidades que se le presentan al setor del agua urbana como consecuencia de los fondos europeos de recuperación. A esto hay que añadir la aprobación en la Comisión correspondiente del Congreso de los Diputados, de un nuevo texto y enmiendas del Proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

El encuentro, presentado por el director general de la AEC, Avelino Brito, se dividió en dos partes. Una primera mesa titulada ´Gestión sostenible del agua´, en la que participó Enrique Hernández y a la que fueron invitados también el consejero delegado de Contazara, Isaac Navarro; el responsable del Área Ambiental de la Subdirección de Gestión Ambiental de Canal de Isabel II, Andrés Deza; y subdirector de Sistemas de Calidad del Canal de Isabel II, Juan José Caballero, encargado también de moderar esta primera mesa. La segunda mesa, titulada ´Huella hídrica y huella del agua´, tuvo como protagonistas a Rut Ballesteros, socia directora de Cavala, y Rubén Jiménez, gerente de Solid Forest.

En su intervención, Enrique Hernández se centró en el reto que suponen los fondos europeos para el sector del agua, que se deberían centrar en una parte importante en el agua como vector de crecimiento económico y transformación social para España. Para poner en contexto los más de 140.000 millones de euros que se espera puedan llegar a nuestro país en los próximo 6 años, es importante compararlo con los 180.000 milloes de euros de fondos europeos que ha recibido España en los 30 años anteriores.

Enrique planteó algunos datos económicos de actualidad, que corroboran la idea de la importancia del agua urbana para la recuperación económica y social del país. Para ello, es fundamental cumplir con el ODS 17 -que hace referencia a las alianzas-, puesto que la participación público-privada ha de ser una de las claves de la recuperación. Sólo con una colaboración ágil entre empresas y administraciones, se podrá invertir con la rapidez y el rigor necesarios que este volumen de fondos exige.

Desde AGA se está luchando porque el sector tenga un peso específico más alto en el desarrollo legislativo y parlamentario actual. Tanto en el mencionado Proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, como en los futuros Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE). En este último caso, AGA está centrando esfuerzos porque exista un PERTE específico de agua.

El agua urbana es un vector de desarrollo de la economía local, al ser de competencia municipal. Es un sector que genera empleo y, además, de calidad, con una media de puestos fijos superior a la nacional y que se sitúa en el 85% del total de la plantilla. Además, es un sector donde el conjunto de trabajadores se benefician de la preocupación de las empresas por mantenerles formados e informados, consecuencia de los constantes avances tecnológicos que se suceden desde hace décadas y, especialmente en los últimos años.

El agua urbana es sostenible al 100%. "Somos el segundo país con más reutilización de agua, la huella de carbono del agua es inferior a la media del resto de la industria. Respecto a esto último, un dato relevante es el autoconsumo energético, cifrado en un 28% del total de energía necesaria", apunta. Además, las empresas públicas, mixtas y privadas asociadas en AGA, son socialmente responsables, lo que quedan demostrado de múltiples formas, siendo un buen ejemplo los fondos de solidaridad y la tarificación especial para personas que lo necesiten.

Así mismo, las empresas de agua urbana dan su apoyo a las zonas despobladas, ya que la inversión del sector en los pequeños municipios es un 36% mayor por habitante, si se compara con los grandes municipios. Es un sector con capacidad de inversión, gracias al tamaño y consolidación de las empresas. No obstante, desde la asociación se ha calculado un déficit anual de inversión pública de más de 2.500 millones de euros por año, solo en mantenimiento y renovación de infraestructuras existentes. Con una creación de 43.000 empleos al año y un crecimiento económico del 0,15% del PIB, desde AGA se reclama que este sector tiene que estar contemplado como uno de los destinatarios clave de los fondos europeos.

Enrique finalizó su intervención recordando que, en un gran número de casos, la inversión por parte de los municipios en agua urbana quedó paralizada tras la crisis de 2008 y que, aún hoy, esté lejos de recuperarse. Ante este hecho, AGA ha realizado diversos estudios sobre las necesidades de inversión -tanto en el mantenimiento de infraestructura existente como la necesaria para obra nueva-, así como las posibilidades de financiación. Respecto a este último punto, el estudio se rehízo tras el estallido de la pandemia, ofreciendo nuevas opciones de recuperación económica, adaptadas a la situación provocada por el Covid-19. Todo esto y mucha otra información compartida por el resto de participantes se puede ver en el video adjunto, que destaca también por los asuntos relativos a las nuevas propuestas de ampliación de los servicios de regeneración de agua.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus