15 de noviembre, 2016 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

La Asociación en Defensa de la Calidad de las Aguas (Adecagua) celebró en Barcelona la ´Jornada técnica sobre el BREF para los sistemas comunes de tratamiento y gestión de agua en el sector químico´, promoviendo un intenso debate entre las industrias químucas y las administraciones sobre el BREF.

 

La jornada de Adecagua contó con la presencia de los máximos responsables del sector de la química en España, como Antón Valero, presidente de la Federación Empresarial de la Industria Química Española, y Joan Roget, presidente de FEDEQUIM, las máximas autoridades administrativas que gestionan las autorizaciones ambientales, Mercè Rius, directora general de Qualitat Ambiental i Canvi Climàtic, y Jordi Agustí, director de la Agència Catalana de l’Aigua, de la Generalitat de Catalunya. Presentaron ponencias técnicas destacados responsables del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, de la Generalitat de Catalunya y de las asociaciones Feique y Fedequim, generándose el diálogo que se pretendía como objetivo de la JORNADA.

Según Manuel Suárez, presidente de Adecagua, sorprendió muy positivamente la buena salud de que goza el sector químico español que expuso Antón Valero, que ya ha sobrepasado los niveles de actividad que tenía antes de la fuerte crisis que padecida en nuestro país. Es un sector que ha incrementado muchísimo la exportación, está creando empleo de calidad, valora muy positivamente el nivel de los técnicos que se forman en España y hay un aceptable nivel salarial, entre otros aspectos positivos.

También comentó los riesgos y amenazas que sufre el sector y que pueden truncar esta buena marcha. Entre estas amenazas comentó las administrativas y ambientales, indicando que hay una fuerte carga administrativa y unos requerimientos de nuevas exigencias que obligan a nuevas inversiones, como es el caso de las que se han debatido a nivel técnico y administrativo en la jornada. Es de destacar la convicción sobre la perversidad de muchas normas europeas que, hábilmente manejadas por países del Centro y Norte de Europa, acaban actuando en contra de las actividades y empresas situadas en el Sur. Una de estas normas es la que se debatió, la cual afecta a muchas empresas de nuestro país que están realizando sus vertidos al mar y que a partir de ahora se equiparan a las que vierten a los ríos, medios receptores mucho más sensibles que el mar, como es bien conocido por los especialistas en medio ambiente.

Carmen Canales, del Magrama, detalló el proceso de elaboración de las normas y reconoció que ha observado que algunos países aportan muchos más datos que otros, resultando este hecho muy relevante a la hora establecer las normativas. Opinó que a nivel español debería haber una mayor implicación en esta etapa, imitando a los países más dinámicos. Desde el momento en que se ha aprobado la norma, los Estados Miembros están obligados a cumplirla. A pesar de ello, Carmen Canales abrió algunas posibilidades de actuación que permitirían suavizar la aplicación de esta norma.

Los responsables de las administraciones ejecutivas, las que han de resolver las autorizaciones ambientales, Albert Avellaneda (DGQACC) y Eduard Martinez (ACA) expusieron como se coordinan estas administraciones para llegar a realizar la autorización integrada, promovida según la Directiva IPPC.

Los técnicos representantes de Feique, José Mosquera, y de la AEQT, Anne Berg, expusieron las implicaciones prácticas que este BREF tiene para algunas de sus empresas. La AEQT, concretamente, está evaluando las alternativas para la aplicación del BREF, buscando la solución más eficaz.

Adecagua organiza una jornada técnica similar en Madrid el próximo día 24 de noviembre, la cual podría servir para mejorar las posiciones y entendimiento de las partes involucradas en este BREF, la industria química española y las administraciones involucradas en el proceso.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus