19 de abril, 2016 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Veolia Water Technologies, a través de sus subsidiarias VA-Ingenjörerna y Krüger, se ha adjudicado un contrato de 42,5 millones de euros aproximadamente para realizar el diseño y la construcción de una nueva y avanzada planta de tratamiento de aguas residuales en la ciudad sueca de Borås. Centrándose en aspectos medioambientales y de eficiencia, la nueva instalación será escaparate de los últimos avances sostenibles en materia de tratamiento de aguas residuales.

La nueva instalación, cuya entrada en funcionamiento está prevista en noviembre de 2018, tendrá una capacidad de tratamiento equivalente a 210.000 habitantes y permitirá gestionar de una forma más eficiente los requerimientos de emisiones de CO2 de Borås, la segunda ciudad más grande al oeste de Suecia. Borås Energi och Miljö´s (BEM), adjudicador de este contrato a Veolia Water Technologies, es la empresa encargada de la gestión del tratamiento de las aguas residuales, la energía, los residuos, la calefacción y refrigeración urbana y el biogás de Borås. Comprometida con el desarrollo sostenible y la economía baja en carbono desde los años 60, la ciudad sueca aspira a convertir la energía de los residuos urbanos en activos renovables con el fin de lograr una ciudad ´cero combustibles fósiles´ mediante su modelo de reciclaje.

Las tecnologías más avanzadas de Veolia permitirán a esta instalación completar el ciclo integral del agua. La planta contará con un moderno pretratamiento y tratamiento biológico, incluyendo un proceso flexible de fangos activos y el tratamiento de las aguas residuales en exceso mediante la combinación del proceso Actiflo con la filtración superficial con microtamices de Hydrotech. El agua de rechazo será tratada mediante el proceso Anita Mox, diseñado para el tratamiento de efluentes con alta carga de amonio.

Veolia ha diseñado el tratamiento de la planta con tecnologías energéticamente eficientes que permitirán producir un fango con gran potencial para su aprovechamiento energético en la planta de biogás situada cerca de la instalación. Asimismo, el fósforo será recuperado mediante un tratamiento biológico para su reutilización como fertilizante.

La instalación también contará con Star Utility Solutions, un sistema avanzado para el control y monitorización basado en la realización de mediciones on-line que garantizan el óptimo funcionamiento de manera continua, según sean las condiciones ambientales, el consumo de energía y los costes. Este sistema también proporciona una gran flexibilidad, permitiendo a la planta adaptarse a los cambios de operación según las variaciones del clima, entre otros.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus