3 de diciembre, 2015 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Saint-Gobain, grupo internacional al cual pertenece la marca PAM especializada en tuberías para agua, ha creado una delegación mediterránea, con sede en Madrid, que integra los países de España, Italia, Portugal, Grecia, Marruecos, Argelia, Túnez y Libia. Al frente de esta nueva sede, que será operativa a partir del 1 de enero de 2016, se sitúa Gianni Scotti, en sustitución de Ricardo de Ramón, quien se jubila. Este anuncio se ha realizado durante la celebración de un encuentro que la compañía ha mantenido con los medios de comunicación como broche a los actos conmemorativos que se han desarrollado a lo largo de todo el año 2015, con motivo del 350 aniversario de Saint-Gobain en el mundo y de los 110 años de presencia en España.

Ricardo de Ramón, actual delegado general de Saint-Gobain, ha explicado que los países de la nueva delegación mediterránea facturarán conjuntamente unos 2.200 millones de euros, nivel cercano al de la delegación antes de la crisis en 2008, con una plantilla cercana a los 9.000 empleados. En este sentido, aludió a las cifras con las que prevé cerrar 2015 y estimó un crecimiento de las actividades que se dirigen al sector de la construcción del 8-9%. Mejores cifras se esperan en el automóvil, con incrementos que superan el 15%, "un sector en el que continuaremos con nuevas inversiones", explicó.

Posteriormente realizó un repaso a los acontecimientos más relevantes que se han producido a lo largo de todo el año y que se centran en la venta de Verallia (actividad de envases de vidrio), que "ha salido de nuestro perímetro para culminar la estrategia que Saint-Gobain había iniciado (ya se había realizado la venta de la compañía en Estados Unidos) para centrarnos en el hábitat sostenible y en la industria. Queremos ser el eje impulsor de las actividades de construcción que forma parte de nuestra estrategia". En este punto hizo alusión al alto coste energético de la industria y demandó medidas que permitan aligerar estos costes para mantener los niveles actuales de producción, y continuar mejorando el nivel de competitividad que permita cumplir al sector industrial el objetivo de representar un 20% del PIB. En cuanto al empleo, destacó que “nos ajustamos durante el periodo de crisis y por ahora no lo hemos aumentado. Nuestra situación social es más confortable que en los últimos años. Seguiremos creciendo en los mercados que nos lo permitan, y Marruecos es uno de ellos".

Otra de las actuaciones comentadas por el delegado general ha sido la reciente adquisición de empresas que "puedan fortalecer nuestra actividad como el caso de GlassDrive o la compra en curso de una empresa de materiales de construcción que complementa a las soluciones de sus actividades". También abordó la estrategia emprendida en los países del Magreb y destacó Marruecos como un país "en el que seguimos creciendo". Al hilo de este comentario anunció el próximo arranque de una fábrica de mortero de Weber en los próximos meses y la ampliación de la capacidad de producción de vidrio de automoción en Kenitra para 2017, localidad donde actualmente cuenta con una fábrica de Saint-Gobain

Por último hizo referencia a la distribución, de la que Saint-Gobain es líder en Europa, tanto en el mercado generalista como especialista. En 2015 crecerá un 6-7% respecto al año anterior y "nuestra previsión para 2016 es que estos datos sigan mejorando".

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus