4 de abril, 2015 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS) está ejecutando las obras de mejora de la capacidad de eliminación de nutrientes de la EDAR de Xinzo de Limia (Ourense), en las que se invieten 1,1 millónes de euros, financiados en un 80% por el Ministerio de Medio Ambiente y en el 20% restante por la Xunta de Galicia. Esta actuación está incluida en el programa operativo de financiación con cargo a los fondos Feder con el objetivo de llevar a cabo actuaciones para la mejora medioambiental del entorno de los ríos, en concreto la cuenca del río Limia, aguas arriba del Embalse de As Conchas.

El objetivo de estas actuaciones es mejorar la estación depuradora actual, diseñada en los años 90, para posibilitar la eliminación de nutrientes (fósforo y nitrógeno), todo ello con el objetivo de incrementar la calidad de las aguas del río Limia. Con la nueva instalación, ubicada en una Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), se consumarán los parámetros de vertido adaptados a la misma y se minimizará el consumo de reactivos, priorizando la eliminación de nutrientes, sobre todo el fósforo, por vía biológica.

La nueva EDAR se adaptará tecnológicamente, introduciendo los avances que proporcionarán una considerable disminución del coste energético mediante la instalación de sensores, de elementos de automatización y gestión y de variadores de frecuencia en motores, entre otras técnicas. Además, se optimizará la gestión de la explotación mediante monitorización en continuo de los parámetros principales (amonio, fósforo y demanda química de oxígeno) y se procederá a la eliminación adicional de fósforo por vía biológica mediante cámara anaerobia previa aprovechando la obra civil del decantador original, ahora fuera de uso.

Por último, se aprovechará, en lo posible, la obra civil existente, manteniéndose como oficina y edificio de control y adecuándolo a la normativa actual. Esto se complementará con la construcción de un nuevo edificio de proceso que albergue parte del tratamiento biológico, los cuadros eléctricos y el nuevo grupo electrógeno de emergencia, que garantice el funcionamiento de la nueva instalación en caso de corte de energía de red. Con el objeto de minimizar y evitar riesgos de vertido durante el periodo de ejecución de las obras, que se ejecutarán en 6 meses, se mantendrá la explotación de la EDAR actual.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus