Publicidad

Empresas Premium

11 de agosto, 2014 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Suez Environnement, por medio de su filial Agbar en España, acaba de adjudicarse, a través del consorcio formado con Obrascón Huarte Lain (OHL), un contrato por un importe de 395 millones de euros durante un periodo de 30 años para la red de riego del Canal de Navarra, que incluye una parte de construcción por valor de 265 millones de euros y otra parte relativa a la explotación que asciende a 130 millones. La contribución de este contrato al volumen de negocio de Suez Environnement ascenderá a 70 millones de euros.

El Gobierno de Navarra había lanzado una licitación pública para ampliar la red de riego del Canal de Navarra mediante la construcción de 429 km de red adicional que permita regar y modernizar el riego de 15.275 hectáreas de tierras agrícolas de quince municipios. Se trata de un proyecto de gran envergadura que permitirá el desarrollo continuado de las actividades agrícolas, las cuales constituyen en este territorio una parte importante de la economía y del empleo en un sector caracterizado por un importante estrés hídrico. En efecto, proporcionará acceso a un recurso hídrico barato y de menor consumo energético para los territorios actuales de riego y permitirá que la agricultura de Navarra se desarrolle e incremente su productividad gracias al riego de nuevos territorios (el 60% de la superficie total afectada por el proyecto). 

Este contrato abarca la construcción, la gestión y la explotación durante 30 años de esta ampliación de la red de riego del Canal de Navarra. Se trata, en concreto, de la construcción de 429 km de red de riego alimentada a partir del tramo Arga-Ega del canal de Navarra, alimentado a su vez por el embalse de Itoiz, puesto en servicio en 2003, así como de la construcción de las redes de drenaje que permiten el riego de los nuevos territorios. Las obras de la primera fase comenzarán en el mes de noviembre de 2014 y finalizarán en 2018. Durante este periodo, se crearán 500 empleos. 

A continuación, se procederá a la explotación del sistema de riego, incluido el mantenimiento de las instalaciones y su gestión optimizada, así como una gestión inteligente de estas últimas con un control a distancia. 

Este contrato potencia el consorcio OHL-Agbar, que transformará más de 15.275 hectáreas en tierras regadas por una red de envergadura y optimizada. De este modo, podrán beneficiarse directamente de los beneficios de este proyecto los siguientes 15 municipios: Andosilla, Azagra, Berbinzana, Carcar, Falces, Funes, Larraga, Lerín, Lodosa, Mendigorría, Miranda de Arga, Oteiza, Peralta, San Adrián y Sesma.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus