9 de agosto, 2020 Procesos y Sistemas comentarios Bookmark and Share
< Volver

Los sistemas Scada y su explotación desde un centro de control se han convertido en una de las herramientas habituales para las empresas que gestionan el ciclo integral del agua. Tradicionalmente, estos sistemas están enfocados a la gestión de los procesos productivos, pero aportan información de miles de señales y, por sí mismos, son potentes herramientas de información (sistemas de información) que pueden y deben aportar conocimiento a la organización para la optimización en costes, calidad y eficiencia del servicio prestado, así como contribuir con la función del mantenimiento.

En este artículo se describen los trabajos realizados por Emasesa en su momento para:

  1. Ordenar la información según las diferentes fuentes.
  2. Validar los datos. Descripción del proceso de validación de datos, diferenciando entre datos, información y conocimiento.
  3. Detectar incidencias. Procesos automáticos para detectar cuándo los indicadores salen fuera de los límites de control asignados.

Puede consultar la versión impresa de este artículo en la revista Tecnoaqua, número 2, págs. 76-81

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus