7 de agosto, 2017 Artículos Técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

El agua de mar contiene una serie de componentes orgánicos e inorgánicos que provoca, cuando se someten a un proceso de desalación mediante ósmosis inversa, el ensuciamiento de las membranas. Este ensuciamiento constituye una problemática relevante en la gestión de las plantas desaladoras, ya que se traduce en una importante pérdida de rendimiento del sistema. Para recuperar la operatividad de las membranas, se hace necesaria la realización de protocolos periódicos de limpieza.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, el objetivo de este trabajo ha sido la optimización de las secuencias de lavado de membranas de ósmosis inversa que han sufrido un ensuciamiento severo, debido a la incrustación de sales, deposición de coloides y acumulación de microalgas presentes en las aguas marinas. Los resultados obtenidos muestran que la realización de una limpieza secuencial, en la que se alternaba medio básico y ácido de diferentes reactivos, y a determinadas concentraciones, permitió alcanzar una importante recuperación de la membrana (94,2%) y una considerable reducción en el consumo de reactivos limpiadores (54-57%), siendo más adecuado iniciar este lavado en medio básico.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus