6 de junio, 2016 Artículos Técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

Ante la compleja estructura de las tarifas eléctricas y su continuo incremento, se ha estudiado la repercusión de las mismas en los costes de explotación de las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR), llegándose a la conclusión de que en los tres últimos años las revisiones de las tarifas eléctricas han supuesto unos incrementos de los costes eléctricos del 64,5% en la tarifa 3.1.A y del 79,1% en la tarifa 6.1. Esto ha provocado que el coste de la energía eléctrica, que ya era el de mayor importancia, haya pasado de un 44% de los costes totales de explotación en el año 2009, a más de de un 56% en el año 2012.

El consumo de energía en una EDAR varía según el tamaño de la misma, la carga contaminante de entrada, el tipo de tratamiento y la tecnología utilizada, por lo que el coste energético variará de una a otra. Con todo, la energía consumida en una EDAR es, principalmente, eléctrica, salvo en instalaciones grandes con cogeneración.

Así mismo, la complejidad de las tarifas eléctricas (con hasta 6 precios fijos y 6 variables que pueden ser revisados trimestralmente) y la variabilidad horaria del caudal tratado por las EDAR, hace muy difícil, pero necesario, evaluar el efecto real de las subidas tarifarias en el coste de operación. A este punto, el objetivo del presente estudio es determinar con precisión el efecto real de dichos incrementos en el coste final de operación de la planta.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus