7 de agosto, 2018 Artículos Técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

Los análisis llevados a cabo en una estación depuradora de aguas residuales (EDAR) urbana con tratamiento convencional, sobre más de 100 contaminantes emergentes (fármacos, hormonas, desinfectantes, pesticidas, estimulantes y drogas), demuestran que, si bien, una gran parte se eliminan en el tratamiento, otros permanecen en el efluente final, acabando en el medio ambiente. Así se explica en el artículo ´Contaminantes emergentes en aguas residuales urbanas y efluentes hospitalarios. Caracterización, rendimientos de eliminación en EDAR y estimación de la incidencia del vertido hospitalario en la EDAR de Galindo´ del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia e IK4 Tekniker.

La aplicación de un tratamiento terciario de: coagulación-floculación, decantación, filtración en arena y desinfección consigue eliminar una gran parte de los compuestos detectados. El estudio realizado en el efluente de un vertido hospitalario demuestra que este es un foco importante de aporte de fármacos a la red de saneamiento. Por tanto, unos tratamientos adecuados de depuración en origen, junto con el uso responsable de los medicamentos por parte de la población, mitigarían su llegada a las EDAR, reduciendo su vertido al medio y evitando o reduciendo tratamientos finales, más costosos y ambientalmente menos sostenibles, que pueden terminar siendo necesarios ante futuras regulaciones legales.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus